La validez del periodismo científico

Históricamente y como somos un país por tradición conservador, nos referimos al periodismo científico, orgullosamente, diciendo que fuimos los primeros en valorarlo; partimos de las publicaciones de la Expedición Botánica y entonces incluimos el periodismo ilustrativo, la concepción plástica de la presentación del material periodístico y otros tópicos que hoy sirven para preguntarnos si es válida la divulgación científica en los medioso no, si vale la pena que las Universidades impongan la cátedra, si sejustifica que la OEA mantenga al Ciempec, etc. Y como es lógico, las agremiaciones ocupadas en menesteres de violencia y legislaciones, no tienen tiempo para fijar posiciones y valorar lo que el país necesita encuanto a comunicación. Solo decimos Libertad de Expresión y algún gracioso parodiando la tergiversada situación liberadle años atrás cambia la expresión y dice ¡la libertad de expresión para que!

Periodismo Científico: En Colombia hace más de quince años, fundada y siempre presidida por el autor de varias historias del periodismo, Antonio Cacua Prada, existe la fantasma górica Asociación Colombiana de Periodismo Científico que debe convocar a los egresados de Cies PAL en esa área y que no se siente como entidad frente al gremio ni la ciencia. Tampoco se siente el Cimpec por que los recursos son pocos, lo que produce no lo consumen los medios, un día lo atacan y otro lo invitan los dirigentes gremiales, convoca a concurso, trata de figurar pero no encuentra con quien ni con qué puesto que el periodismo científico no es figuración, no da votos, etc.

Revolución Tecnológica: Los países no alineados, tercermundistas, en vía de desarrollo y muchas otras formas notorias de defensa política ante las potencias, si bien permanecen en la Revolución Industrial, son víctimas de la revolución tecnológica al consumir sus presupuestos y agotar sus recursos en la compra y empleo de armas que son el campo en la cual la ciencia y la técnica han avanzado hasta tenernos bajo el régimen del terror en todas sus formas, sin que los periodistas reciban formación sobre clases, estrategias, política internacional, nuevas formas de guerra, características armamentistas, psicología de masas y de las fuerzas regulares e irregulares que combaten. Por lo tanto, la información es escueta, sin trascendencia, espectacular, sin profundidad, solo y cuando más de denuncia. El otro aspecto, según en su orden, es la tecnología puesta al servicio de la comunicación que ha popularizado la sigla NTI, Nuevas Tecnologías de la Información, otra forma de desinformar, condicionar, someter económicamente la soberanía por ese poder aplastante de las potencias que también se ha introducido en el armamentismo garantizando la “desaparición de pobres y ricos”, siendo el periodista, todavía, manejado por la tecnología.

Condición Humana: Dice Manuel Calvo que… los avances tecnológicos no han tenido un desarrollo paralelo en el mejoramiento de la condición humana… Entre los efectos posibles señala: …El aumento de los canales de transmisión, sin incremento paralelo a la producción, lo que multiplica los peligros de colonización cultural… Tendencia hacia una fuerte división entre los que saben y los que no saben… Riesgo de consolidación de poder centralizado, peligro de aislamiento y confusión, intimidad vigilada y… Se agudiza el problema del ocio y se requiere promover ocupaciones secundarias tales como deportes, artesanías, actividades científicas…

Tenemos cadenas radiales y de TV, actualizadas en la tecnología, lo mismo que talleres para impresión de medios, pero las calidades intelectuales de quienes manejan esos canales para informar o desinformar, es cada día más baja. La universidades, casi ninguna, adiestran al futuro periodista en el desarrollo del pensamiento. El periodista por temor o falta de conciencia de su trabajo ante la sociedad, es solo un transcriptor. Los medios de comunicación aún consideran que ciertos análisis sociopolíticos en boca de los redactores, son subversivos. Todavía y por mucho tiempo se está pidiendo permiso o aceptando la no formación de sindicatos en los medios, mientras que la ciencia y la técnica solo ha servido para concentrar poderes económicos.