La Vieja Mello, de remedios llena

Frailes piadosos, según la leyenda construyeron hogar a la Vieja Mello; guajiros rancheros, y galanes urbanos juntos clamaron frente a bravía mar.

Aguas violentas arremetieron, la costa, y al hogar de la Viejo Mello, acudieron llevaron su imagen, corriendo, solo Ella la madre de remedios llena, calmar puede a la mar; ¡Oh aguas revueltas, mojaron su veste pura! y ella, serena, arrojó su corona a la encrespada mar, ahí tenéis, olas bravías, corona lujosa de mi realeza; las olas gozosas triunfantes, se la llevaron.

Y la Vieja Mello, sonrió dulcemente qué tontas las olas bravías, creyeron llevar mi corona, como victoria en batalla señuelo le puse y tragose el anzuelo.

Si a mí, mis hijos guajiros, gritaron Madre Remedios, y yo la Vieja Mello, remedio les di, cada uno en mi sien de Reina, corona me luce, son ellos corona de reina en mi sien lucen bien.

Salvé de las aguas a la nueva Moisés y ¡Remedios!, gritaron mis hijos de ayer, y quienes hoy nacieron, también llenos de amor, me siguen clamando Vieja Mello, Madre.

Remedios pedimos de mañana a la noche, remedios esperamos, todos los días fueron aguas violentas por ti Vieja Mello, vencidas,  vuelve de Remedios llena, nombre bendito a salvarnos.

Seguimos clamando rancheros, Remedios y a una galanes urbanos, también, la invocan, Remedios, Vieja Mello, engaña de nuevo al enemigo infernal que se creyó triunfante.

Y tú lo venciste con corona de oro. Hoy tú corona que luces en tu sien de Reina Clamamos del virus, del Covid, sálvanos. Remedios, Vieja Mello, que no estamos solos.

Mira tu pueblo, corona que luce tu sien de realeza. Mira tu pueblo, tus hijos, en casa, en UCI. Aguas túrbidas de pandemia enlutan casas, familias, pueblos, ciudades.

Vieja Mello no estamos solos, baja de tu solio Señora. Dulce Remedio de nuestras cuitas vence una vez más con corona de oro tus coronas amadas que lucen tu sien de Realeza Escucha benigna de Remedios llena el clamor que tenemos rancheros y galanes urbanos de confinamiento cansados, Vieja Mello de contagiados dolidos de Remedios llena.

Limpia nuestra tierra de olas tenebrosas, Covid. Que cual ave de rapiña vuela, como sierpe venenosa muerde, amargando nuestra vida, Vieja Mello mira nuestra agonía de Remedios llena.

Dolidos, temerosos, enfermos, agonizantes Vieja Mello de Remedios llena. Pon remedio al Covid traicionero olas de pandemia recorren calles, desierto.

Cual si fueran las plagas de Egipto, Moisés, ya no, tú, Vieja Mello de Remedios llena pon remedio a nuestro mal, Vieja Mello tú, de Remedios llena, recupera salud del Covid.

De gente ranchera, de galanes urbanos. Guajiros todos clamamos a una: Vieja Mello de Remedios llena, muestra tu remedio vence al Covid como a la mar bravía.

Y entonces en glorioso carnaval, alegres, prometemos Madre, Vieja Mello, de Remedios llena.

Arenas, desierto, calles, de Guajira. Gritaremos eres nuestra Reina, Vieja Mello de Remedios llena.

Coro: Oh Madre, Vieja Mello de Remedios llena, vence al Covid como a mar bravía. Y entonces gritaremos: eres Remedio nuestro, Vieja Mello, Madre, Reina, de Remedios llena.