Las coordenadas de Delcy Rodríguez

La lumpencomunista Delcy Rodríguez, vicepresidenta de la dictadura de Nicolás Maduro, hizo un papelón en la 74 Asamblea General de la ONU, el pasado viernes 27 de septiembre al “denunciar” que en Colombia se entrenan mercenarios para atacar a Venezuela, y muy oronda le dijo a los pocos asistentes “saquen lápiz y papel”, dictando las coordenadas geográficas en donde supuestamente estarían ubicados los campamentos, mencionando a Santa Marta, Riohacha y Maicao, lo que resultó una absoluta falsedad.

Porque los sitios corresponden, uno en el mar adentro más cerca de Panamá que de Colombia, otro también en el mar Caribe, lo que podría indicar que los peces estarían desde sus aguas entrenándose para defenestrar a la camarilla comunista venezolana. El tercero en Maicao es otro fiasco, porque se encuentra en el centro de la ciudad nada menos que en una mezquita.

Delcy Rodríguez, hija de un vulgar terrorista, que antes fue canciller y ahora vicepresidenta de la cuadrilla de Caracas, demostró como su marxismo sigue siendo embustero, esquemático, reduccionista e irracional, ya que las enseñanzas criminales del sátrapa ruso Lenin y del comunista italiano Antonio Gramsci son las que guían a la pandilla chavista que mangonea en Venezuela.

Al principio se llegó a pensar antes de conocer el mapa de las coordenadas, que de pronto pertenecían a algún batallón o a unidades militares en Colombia, para desprestigiar al Ejército, pero conocida la verdad sobre las tales coordenadas, produce hilaridad la parlería rabanera de Delcy Rodríguez.

También se llegó a creer que uno de los campamentos de los paramilitares que “atacarían al régimen de Maduro” de acuerdo a las coordenadas de la vicepresidenta de la banda chavista, estarían en la misma Venezuela en Santa Bárbara del Zulia, pero más tarde se conocieron los sitios exactos.

Algunos mamertos colombianos al conocer que los sitios que indicaban las coordenadas causaban risa, empezaron a especular sobre las fotos que presentó el presidente Duque en la ONU, para demostrar la presencia de los narcoterroristas de las Farc y ELN en Venezuela, aunque esas fotos se pueden prestar para polemizar, la esencia del asunto sobre la complicidad de la camarilla comunista venezolana con los terroristas colombinos, se dio con el discurso que pronunció la bestia de Maduro en el aquelarre marxista del foro de Sao Pablo en Julio de este año en Caracas, quedando patentada sin ninguna discusión la protección que le da el régimen castrochavista a los forajidos marxistas de Colombia.

Delcy Rodríguez trató de mentiroso al presidente de Colombia, lo cual es un acto de cinismo y cretinismo, porque al conocerse los lugares de las coordenadas que ella informó, queda demostrado que para los comunistas mentir es un principio, por lo que vale la pena volver a repetir la palabras del genocida ruso, Vladimir Ilich Uliánov, alias Lenin, quien afirmaba: “la verdad es un prejuicio burgués, y a base de mentiras se pueden construir verdades”.