Liderazgo femenino en búsqueda de nuevos cambios en el departamento de La Guajira

Por Dilia Elena Fernández Rodríguez

En la actualidad la mujer ha logrado abrir un espacio en todos los escenarios de su vida, el cual se ha alcanzado gracias al trabajo constante que en la historia ha causado muerto, llanto, discriminación, entre otros tipos de violencias que lesiona su frágil esencia Femenina. Pero que le han permitido trascender y lograr sus objetivos

Aunque falta romper muchas barreras causadas por el flagelo de la indiferencia y el machismo que todavía se vive en este mundo; hoy las mujeres cumplen un papel de liderazgo muy importante en la sociedad, esto se debe a la iniciativa de obtener una mejor preparación en los campos educativos, organizacional, política, que genera un excelente desempeño laboral y en las actividades que emprenda. Actualmente las mujeres no solo se encuentran enmarcadas en su papel de madre, esposa, sino en el papel de líder en el que no solo lleva las riendas de un hogar, sino en todos los escenarios de dirección y mando que se le presente en su vida.

Respecto a nuestro departamento tenemos la dicha que en nuestra cultura wayuu existe el matriarcado, el cual enmarca el mando de la mujer sobre el hombre, teniendo en cabeza las responsabilidades de las actividades de la comunidad y siendo un ser sagrado;Aunque siempre las costumbres se ven estropeada por el machismo que se ha generado, sesgando el trabajo arduo que se realiza la mujer wayuu en nuestro departamento desde su liderazgo arraigado por sus usos y costumbres otorgado por nuestra creencias.

En la actualidad contamos en la historia con grandes exponentes que son ejemplos de superación y de grandeza de nuestra dama Guajira, las cuales han sembrado en las nuevas generaciones ese empoderamiento femenino impulsando a realizar un liderazgo efectivo, dando a conocer todas las fortalezas y virtudes en los campos en los  que se desempeñen, Además demostrando desde ese poderío que les da el matriarcado el empuje de levantar la voz para poder dar a conocer las problemáticas por la que hoy llora nuestra amada tierra.

Teniendo en cuenta por todo lo que ha estado pasando el departamento y siguiendo nuestras culturas y costumbres hoy hay que enaltecer ese gran trabajo que han realizado las mujeres Guajira y darle la oportunidad a las nuevas generaciones para que desarrollen ese don sagrado otorgado para sacar adelante esta tierra olvidada y colmada de problemática. Es el momento de que se lé de la oportunidad a las nuevas generaciones de lideresas que cuenten con una preparación adecuada y las ganas de querer sacar adelante nuestro territorio, aportando todos sus conocimientos, experiencias y el sueño de lograr tener una Guajira mejor.