Los CDI son prioridad en la educación inicial

La ley 1098 del 2006 es el manual de instrucciones de nuestra niñez, infancia y adolescencia, nos habla de la protección integral y del restablecimiento de sus derechos. Artículo 7. Protección Integral, se entiende por protección integral el reconocimiento como sujetos de derechos la garantía y cumplimiento de los mismos, esta protección integral se materializa en el conjunto de políticas, planes, programas y acciones que se ejecuten en los ámbitos, nacional, departamental, distrital y municipal con la correspondiente asignación de recursos financieros, físicos y humanos. 

Siempre he admirado a las maestras de preescolar ya que considero que son salones llenos de amor y ternura que mediante rondas y cuentos le hacen sentir y vivir a los niños mágicos momentos, a mis 23 años conocí a mi primer amor: mi hijo Ulises Alejandro no dude en que asistiera al CDI María Auxiliadora, quien se graduó de transición, fue personero y recuerdo que leyó a sus 4 años su discurso de despedida, mi gratitud para su seño Mati fueron unas bases fundamentales en su formación integral, seguidamente mi hija Dalegne Carolina también hizo parte de esta hermoso capítulo de los Caip quien junto a su seño RUBI desarrollo habilidades sorprendentes con otras estrategias ya que surgieron cambios en los componentes de la formación de la niñez en estas modalidades, mi pequeña Isabel Carolina no podía ser limitada de esta experiencia y el año pasado a menos de 2 años deposito una vez más mi confianza en ese conjunto de docentes que conforman los centros de desarrollo infantil de cero a siempre en la tierra Amable.

Decido escribir esta columna con la firme intención de visibilizar la importancia que nuestros niños y niñas de 0 a 5 años gocen del disfrute y los beneficios de estos programas sociales en sus diferentes modalidades, este es un tema que mueve las fibras de mi corazón no solo por la población infantil en general, sino porque vivo diariamente la frustración de mi pequeña Isabel quien a sus casi tres años me reclama porque en su CDI “no hay niños mami”, ella quien analiza cada nota emitida en la televisión sobre la vacunación y la covid 19 me dice que no le importa si la puyan pero ella mañana va para su colegio.

Situación que se agudiza ya que su hermanita Dalegne asiste con alternancia a sus clases, quien debo confesar volvió a sentir la emoción del primer día de clases al reencontrarse con sus profesores y compañeros, estoy segura que muchos padres viven igual o similar situación, en el año 2020 su seño Mildreth maratónicamente igual que muchos docentes lograron en la virtualidad desarrollar muchas actividades, las cuales mi pequeña disfrutaba como si estuviera en el aula de clases, aunque en diferentes medios se ha divulgado la herramienta Beto y se han dado a conocer un sin fin de afirmaciones sobre la metodología para la escogencia los operadores y las diferentes fundaciones aún no dan inicio a los centros de desarrollo infantil, considero que los centros de desarrollo infantil son una prioridad en la educación inicial de nuestros hijos; el año escolar consta de 10 meses con un proyecto educativo que tiene como finalidad lograr objetivos en la población estudiantil y hace énfasis en su crecimiento y nutrición es un programa muy completo que busca dar fin a la desnutrición, garantizar la educación inicial, cuidado y nutrición con un enfoque diferencial a través de acciones pedagógicas de cuidado calificado, promover sus derechos a la salud protección y participación que permita favorecer su desarrollo integral. 

Afirmo que lo que realmente importa son los resultados, ya que en esta etapa inicial nuestros hijos, sienten la necesidad de descubrir lo infinito del maravilloso mundo del aprendizaje, a las nuevas fundaciones y asociaciones que tienen el reto para este 2021, les sugiero respetuosamente que cada municipio posee el talento humano con la experiencia idónea y el conocimiento adquirido para el cuidado de nuestra niñez, en el sector indígena y afros cuenta con sus madres comunitarias conocedoras de sus usos y costumbres acorde al enfoque multiétnico y pluricultural, para lograr los mejores resultados es prioridad una mezcla de experiencia con nuevos talentos.

No quiero desconocer con estas anotaciones el impacto debido a la pandemia en el desarrollo económico y social del mundo, pero estamos a pocos días del receso de la Semana Santa y aún no observamos los padres de familia voluntad para empezar las diferentes modalidades que el Icbf implementa a lo largo y ancho de nuestra guajira, para que nuestros niños y niñas alcancen sus metas académicas y estas se reflejen en su crecimiento y formación integral apuntando a una educación de calidad desde la etapa inicial.