Los retos para el gobernador

Los retos del  gobernador de La Guajira, Nemesio Roys Garzón, quien recibió un departamento descuardenado y en crisis  pero a fe que los logrará y ya ha generado grandes noticias positivas en su primer año de gobierno. La recuperación de la salud y educación que estaba en manos del Gobierno nacional, son dos grandes victorias, así como lograr que a La Guajira se le aprobara entrar en Ley 550 para solventar su crisis financiera, es otro gran logro.

Tenemos la creencia que con Nemesio Roys se está viendo la luz al final del túnel. Enhorabuena. El compromiso del Gobierno nacional en la construcción de importantes vías con el concurso y la buena gestión del representante Alfredo Deluque Zuleta es la luz que más ilumina en este nuevo año. Obras que beneficiarán al turismo en La Guajira.

El primer reto es devolverle la credibilidad y la confianza que se había perdido no solo entre nosotros mismos, si no a nivel nacional y dentro del mismo gobierno del presidente Duque, así  como en la opinión pública del país donde la gran prensa del país lanudo nos ha estigmatizado de tal manera que los guajiros somos una especie de lacra para Colombia y donde periodistas de la talla de Gonzalo Guillen y Ariel Ávila se han convertido en nuestros fustigadores de todas nuestras actuaciones en lo público y en lo privado.

El segundo gran reto es recuperar la gobernabilidad en todos los órdenes: autoridad, institucionalidad y confianza porque La Guajira en los últimos años estuvo sumergida en una patria boba. Dos retos que los ha venido superando. La imagen de nuestro Departamento es otra ante el país. Buen logro del gobernador Roys Garzón.

El tercer gran reto es la reconciliación de todos los guajiros. La polarización en que se ha sumido nuestro departamento  toco fondo. Para salir de la crisis y solventar nuestra moral y recuperar el norte es fundamental que cesen los odios y las triquiñuelas. La Guajira debe estar por encima de los partidos y de las ambiciones personales. Dios nos ha enviado a un hombre preparado, de esperanza y estudioso y Nemesio lo cumplirá a cabalidad.

El cuarto reto es atacar y frenar la corrupción, es la causa más importante de la credibilidad y la confianza que se ha perdido y por el cual la opinión pública y el Gobierno nacional nos flagelan en el día a día.