Los votos no estaban amarrados

La historia política del departamento de La Guajira describe por vez primera al señor Jorge Pérez Bernier, quién observó que a través de los gamonales electorales del entonces liderados por la Casa Ballesteros/Pinedo, no le daban la opción de postularse a la Gobernación a través de los partidos políticos Liberal y Nuevo Liberalismo.

Pérez Bernier era un buen candidato y además había estructurado su plataforma política dentro de dos entes estatales que dirigía: Incredial/Inurbe, en ese momento histórico no había tanta censura al utilizarse los bienes públicos con fines partidista.

El señor Pérez Bernier (padre) en las elecciones que acaban de terminar el domingo pasado hizo el mismo ejercicio pero fallido con su hijo Jorge Pérez Smith, quien acaba de perder su postulación a la Gobernación, en mi opinión debido a varios factores:

1. Fue un candidato que representó una tercería pero con poca popularidad.

2. Pérez Smith echó mano del publicista Rubén Magdaniel Pavón, quien proyectó su imagen en vallas y afiches sonreído (El no es fácil de sonreír).

3. Magdaniel Pavón como publicista no arrastraba buena imagen por sus ejecutorias como director dos veces del ente de Cultura departamental.

4. Pérez Smith cometió un error imperdonable, supongo orientado por el publicista: sustentó su campaña en las ejecutorias realizadas por su papá Jorge Pérez Bernier con exdirector del Incredial/Inurbe, y nunca le dijo al ciudadano qué es lo que él pensaba hacer en caso de ganar.

5. El otro error grave de Pérez Smith fue el que generó una confusión en los ciudadanos cuando asistía a los medios de comunicación radiales en compañía del publicista; durante las entrevistas el oyente no tuvo claro quién era el que respondía las preguntas del periodista: Pérez Smith o Rubén Magdaniel, de tal manera que el oyente en realidad, muchas veces no sabía quién de los dos era el candidato y por último su papá tres días antes de las elecciones en el Noticiero cardenal Riohacha, actuó más como candidato que como asesor.

En el caso de Gerson Castillo siempre militó en el Movimiento Político Nueva Guajira; también se inscribió por firmas pero lo que se aprecia de esta postulación es que uno en la vida debe de tratar de hacer carrera en todo (primero gateamos y después caminamos) en especial en lo político; lo que se conoce de él es que siempre fue un benefactor del poder político y burocrático de Nando Deluque, Bladimiro Cuello, Alfredo Deluque, Jorge Pérez y los Aliados de la Nueva Guajira; a Gerson no se le conocían ningunas ejecutorias en favor del ciudadano, considero que fue un vuelo de águila postularse a la Alcaldía de Riohacha.

Por último, el tema de ‘Quille’ Redondo también optó por este medio a la Alcaldía del Distrito; su caso es diferente al de Pérez Smith y Gerson Castillo, fue un candidato de extracto popular muy conocido, pero desde que asomó como candidato muchas personas se expresaron en los medios de comunicación, se les fueron lanza ristre debido a que veían en él una debilidad profesional para poder dirigir el Distrito y su única fortaleza era haber sido concejal; en mi opinión, lo afectó también el apoyo del Luis Gómez Pimienta, quien tiene otra afinidad Política de poca aceptación en nuestro medio.

En el proceso de inscripción de candidaturas a través de la recolección de firmas aunque tampoco era muy conocido, el único que salió victorioso fue el Delay Magdaniel, quien perdió la opción de ser electo gobernador pero en enero de 2020 se posesiona como diputado (debe aceptar 24 horas después de proclamado por la Registraduría el nuevo gobernador), conforme a lo establecido en la Ley 1909 de 2018 en su artículo 25, por haber obtenido la segunda votación después del gran ganador Nemesio Roys, a quien le deseamos éxitos.