Luis Díaz, el crack wayuú de La Guajira

“Para mí, el mayor pecado de todos los pecados es recibir un don y no cultivarlo, para que crezca, ya que el talento es un regalo divino”. Michael Jackson.

Luis Díaz un guajiro puro, un wayuú que se convirtió en el orgullo de todo un país, no cabe duda que la escala que dio este crack, es el llamado a todos los de esta tierra guajira, a detenerse un poco, a repensar sobre sus acciones y aportes, a aprender que podemos escalar desde lo que somos, tenemos y podemos dar, sin necesidad de tanta, pero tanta corrupción desmedida y descarada, sin necesidad de vender el futuro de un departamento que merece estar hoy en los más altos estándares de  calidad en educación, en gestión, en política, deporte, cultura y étnicamente, ya que tenemos una población wayuú que día a día se prepara en todos los campos para demostrar que ser wayuú no es un límite  o del origen que seas, para poder escalar, desempeñarte y hacer las cosas bien, con altura y respeto por tu tierra y tu gente.

La corrupción es un cáncer: un cáncer que destruye la fe de los ciudadanos en la democracia, disminuye el instinto de innovación y creatividad; presupuestos nacionales ya ajustados, desplazando importantes inversiones nacionales. Se desperdicia el talento de generaciones enteras. Asusta las inversiones y los empleos. (Joe Biden).

Luis Díaz es  la inspiración ahora para todos los jóvenes de su tierra, que como él sueñan  ser impulsados, apoyados por sus dirigentes, claro que hay talento en La Guajira, este guajiro y wayuú lo demostró, pese al poco apoyo en los campos que se refieren a talento, es difícil llegar a ser en medio de tanta desesperanza como la había, porque ya muchos guajiros además de talento día a día buscan las formas, fuentes necesarias para poder desarrollar su arte y su profesión, esto dice mucho de aquellos que sí aman a su origen, aman a su pueblo y llegan a donde quieren.

“No hay necios más insoportables que aquellos que tienen algún talento”. François De La Rochefoucauld.

Lucho Díaz es hoy nuestro crack, nuestro orgullo, ojalá que los administradores de los recursos se motiven a disfrutar de más talentos que existen a lo largo y ancho de La Guajira y apoyen a los jóvenes que sueñan estar como el crack guajiro, en vez de buscar embolsillarse los recursos de deporte  en hazañas  tan evidentemente  tristes.

El talento del éxito no es más que hacer lo que puedes hacer bien y hacer lo que hagas sin pensar en la fama. Si llega, vendrá porque es merecido, no porque sea buscado. (Henry Wadsworth Longfellow).

La Guajira con Lucho Díaz sigue demostrando que se tiene talento humano, que hay mucho por dar, solo hay que tener las ganas y atreverse para poder llegar a ser y hacer, qué sabroso tener plata pero ganándosela como la está haciendo Lucho Díaz y como lo hacen los talentos de La Guajira, hay muchos que deben seguir trabajando por demostrar.

Pese a los genes corruptos que han crecido en La Guajira, no supera el talento que dignifica a La Guajira, son pocos los que han podido salir a demostrar su esencia, me imagino  en conjunto, tal vez esa mala raíz puede desaparecer y la flor de cactus por fin grite libertad.