‘Mingo Cuero’, talento de la caja

Jose Domingo Yaguna nació y falleció en Villanueva en el barrio El Cafetal, primer cajero del ‘Cuna de acordeones’, cariñosamente le decían ‘Mingo Cuero’, apreciado por su talento en la caja, y su apellido cuero lo confirma.

‘Mingo’ fue un campesino trabajador del viejo Emiliano ZuletaBaquero en la sierra llamada Las Puertecitas, región de la Montaña cerca a la Gota Fría en las Serranías del Perijá. ‘Mingo’ era el arriero de los burros del viejo ‘Mile’ para traer las cargas de bastimento y cafecito a Villanueva, cuando ‘Poncho’ y Emiliano, ‘Los hermanos Zuleta’, eran adolescentes.

En las sierras de Villanueva ya se reflejaba la importancia del folclor vallenato y ‘Mingo’ tocaba con un asiento viejo de cuero al son de un acordeoncito que tenía el viejo Emiliano, ‘Mingo’ era contemporáneo con otros cajeros de Villanueva como Juan de la Cruz ‘El Mellito’ de Cartagena y el virtuoso de la guacharaca el ‘Viejo Meda’.

La primera caja de ‘Mingo Cuero’ se la elaboró ‘Lucho’ Campo del tronco de un árbol llamado volador, y cuero de chivo amarrado con ico y estacas; caja de un solo parche reducción del bombo en esa época la caja instrumento membranófono (membrana=cuero de chivo y fono= sonido) que hace parte de uno de los instrumentos típicos de la música vallenata tradicional, la caja se interpretaba dándole golpes con las manos al cuero, golpes de fondos, tapao, sobao, rebrujes, y repiques inventados por ‘Mingo’ según el ritmo criollo del vallenato razo. La caja y su percusión se han modernizado muy poco porque no pueden ir perdiendo su originalidad en la esencia y autenticidad de ese legado dejado por ‘Mingo Cuero’ y otros juglares del vallenato tradicional (de generación en generación).

Así como se escribe la melodía en partitura en el pentagrama, en la percusión también se escribe el ritmo en notación musical (partituras) de la caja y la guacharaca en un monograma (en una sola línea) horizontal donde se anotan las figuras y símbolos que representan el Vallenato tradicional patrimonio inmaterial de la humanidad.

En esa época la caja en manos de esos juglares que aprendieron en la experiencia el Vallenato puro sin maestro, academia; un don de su talento, tocaban por pasión a la música y la sentían en el alma con el aprecio del pueblo. Vallenato razo y humilde  en manos del maestro de la caja Mingo Cuero.