No hay cama pa´ tanta gente

Por Jesús Córdoba

Preocupante las cifras que muestran los estamentos de salud en cuanto al porcentaje ocupacional de camas en las diferentes IPS públicas y privadas, que ya supera el 60% tanto en La Guajira como en el Cesar, en esta larga e incómoda temporada de pandemia, pero a la que tenemos que adaptarnos, porque lo primordial es conservar la vida.

Esta disminución del porcentaje ocupacional en estos departamentos hermanos, es gracias a la dotación que termina de hacer el Ministerio de Salud para la red hospitalaria del departamento del Cesar y es lógico que si se incrementa el número de camas disminuye la ocupación, más no el número de caso, sigue pendiente el recurso humano intensivista que es muy bajo para atender el número de casos diarios en nuestras IPS.

Gracias a Gámez Editores por permitirnos dirigirnos por este medio a nuestros paisanos y poder trasmitirles consejos sobre este mal que se nos vino en estos momentos con todos los juguetes y que al igual que el HIV (Sida) y otras pestes… vino para quedarse entre nosotros.

Decirles a guajiros y cesarenses que estas virologías no son uniformes, su diseminación es escalonada, los picos y mesetas se dan en una localidad y vecindades y sigue avanzando a otras, Cartagena, Barranquilla, Medellín, Cali y otras ciudades intermedias ya vivieron este proceso y ahora se desacelera.

Preguntarnos cómo están las unidades prestadoras de servicios en cuanto a recurso humano preparado y dispuesto para enfrentar este enemigo invisible llamado Covid-19, que nos contrataca.

Para los escépticos con esta patología y su diseminación, las muertes son el testigo fiel, nos aproximamos al millón de muertes en el planeta y a las 18.000 en Colombia, pasa a ser la pandemia con uno del mayor registro de muerte y todavía tendremos Covid para mucho rato.

Tomo este titular con mucho respeto, de una vieja canción del afamado Gran Combo de Puerto Rico, porque viene a tono con el momento epidemiológico que vivimos.

La Guajira aporta un total de 5.837 casos y el Cesar 12.688, eso es preocupante considerando que el pico de la pandemia no se ha alcanzado, posiblemente a finales de septiembre seguido de la etapa de meseta para luego incurrir en la de desaceleración.

De los 658.456 casos confirmados en Colombia, el 51.24% son hombres (337.367) y el restante 48.76% son mujeres (321.089). Respecto a los fallecimientos, el 64.11% corresponde al género masculino (13.563) y el 35.89% al femenino (7.593).

En cuanto a las edades la frecuencia se distribuye de la siguiente manera: De 0 a 9 años 24.076 casos; De 10 a 19 años 42.167; De 20 a 29 años 143.323; De 30 a 39 años 154.852; De 40 a 49 años 108.253; De 50 a 59 años 88.073; De 60 a 69 años 52.089; De 70 a 79 años 28.062; De 80 a 89 años 14.459; y De 90 a más 3.102.

Con todo el respeto que se merece la comunidad ahora debemos aplicar el viejo refrán de “sálvese el que pueda”, el autocuidado y la responsabilidad es individual, el Estado colombiano no puede asignar un policía a cada ciudadano para vigilarles los pasos, al coronavirus se le derrota, pero entre todos.