No me convence el resultado de ‘Yo me llamo’

Acaba de finalizar uno de los programas de televisión con mayor rating en Colombia por esta época, ‘Yo me llamo’, tal vez el reality con un formato de gran aceptación por parte de los colombianos, y donde el género vallenato otra vez fue protagonista de primer nivel en el gusto de nuestros connacionales.

En la séptima temporada de ‘Yo me llamo’, cuya primera emisión se dio el día 24 de septiembre de 2019, y finalizó el pasado martes 4 de febrero con un éxito inocultable, quedó nuevamente ratificado que la música vallenata sigue y seguirá indestronable por mucho tiempo en el corazón de nuestra gente.

Al iniciar este concurso sobresalieron los imitadores de tres de nuestros grandes artistas: Carlos Vives, Silvestre Dangond y ‘Jorgito’ Celedón; y en el mes de diciembre pasado dentro del top diez se clasificaron dos excelentes vocalistas e imitadores de vallenatos: ‘Jorgito’ Celedón y Silvestre Dangond.

A la gran final llegó un joven intérprete de nuestra música nacido en Bogotá de nombre Eddy Sanabria, quien ya se había presentado en una edición anterior del programa, pero esta vez llegó con el personaje de ‘Jorgito’ Celedón mucho más perfeccionado, al punto que de no ser por las injusticias que se presentan en este tipo de concursos, se hubiese llevado el premio mayor.

En esta oportunidad no fue el vallenato el género que se alzó con el gran premio, pero eso ya muchos lo sabíamos desde el 25 de octubre de 2019, cuando ya se especulaba con el nombre del ganador y algunos medios lo alcanzaron a filtrar. Qué casualidad que precisamente el triunfo se lo llevó Albert Sánchez, imitador del brasileño Roberto Carlos, el mismo que se había anunciado en la página web volavip.com desde el año pasado.

Qué triste que esas cosas ocurran en concursos que millones de colombianos observan y siguen tan de cerca en los medios masivos, a los que el control social debería estar más atento, pero que al final son una muestra más de que es muy difícil que los seres humanos juzguen cualquier hecho o conducta de manera totalmente imparcial.

Sé que son muchos los colombianos que se encuentran dolidos e inconformes con el resultado de la reciente edición de ‘Yo me llamo’, pero con los integrantes del jurado no se podía esperar otra cosa, nuestra música también tiene muchos detractores, precisamente porque han visto en ella una gran amenaza, no en vano llevamos más 50 años siendo el género más escuchado y querido por los colombianos. “Al árbol que más fruto da, es al que le tiran piedra”.

Colofón: Valledupar regresó por sus fueros, el apoyo del nuevo alcalde Mello Castro a las festividades carnestoléndicas revive las tradiciones y la tradición vallenata de celebrar por estas épocas el tradicional carnaval lleno de alegría, maicena, bailes populares, reinados, fandangos, disfraces, y en general, el jolgorio característico de los pueblos del Caribe. Valledupar, reconocida por la Unesco como la segunda ciudad creativa de la música en Colombia, no podía ser inferior a sus responsabilidades en materia cultural y folclórica.