Nuestros artistas, la radio y las redes sociales

El 17 de mayo se celebra oficialmente el Día Mundial del Internet, y en el año 2020 se cumplirán 31 años de haber arrancado de lleno la gran revolución social y tecnológica que transformó el mundo de la información.

Pero, las redes sociales, que hoy son una revolución en el mundo de las comunicaciones, tan sólo nacieron en 1995, con la creación de Classmates.com, la primera red social de la cual se tiene noticia; después vendrían otras: My Space, la primera musical, LinkedIn y Xing.

Luego, ya en el año 2004 nacería Facebook, y Twitter en el 2006, pero hoy la reina de todas ellas es Facebook, con casi dos mil quinientos millones de usuarios y luego le sigue YouTube, con dos mil millones de usuarios; WhatsApp con mil seiscientos millones, e Instagram, con mil millones de consumidores.

Esta revolución de la información y de las comunicaciones no la para nadie, pero ello no quiere decir que los demás medios convencionales y tradicionales se hayan acabado. Nuestros artistas no pueden desconocer que la gran mayoría de ellos, por no decir que todos, fueron hechos principalmente por la radio, y que en la música vallenata fueron pieza fundamental algunos directores de emisoras y locutores, quienes los apadrinaron y los llevaron al éxito del que hoy gozan.

Varios pajaritos me han contado que hay algunos artistas vallenatos que ya tomaron la decisión de ‘destetarse totalmente’ de sus mentores, impulsores y padrinos; no van por las emisoras, no les dan entrevistas, e inclusive, ya ni le pasan al teléfono, porque aseguran que ellos ya pueden manejar su imagen, su éxito y su fama vía redes sociales y que no los necesitan. Qué triste que la gente se olvide tan fácilmente de donde viene, quienes los han apoyado en sus inicios, quienes los han llevado a donde están.

Silvestre Dangond tiene en su página de YouTube 4.2 millones de suscriptores, en Twitter 2.4 millones, en Instagram 6.2 millones y en Facebook 2 millones; Peter Manjarrés tiene en Instagram 1.9 millones y en Twitter 1.4 millones. Personalmente, me resisto a creer que sus principales recursos económicos y de buen nombre los hayan obtenido gracias a las redes sociales, de las que hoy se sienten tan orgullosos.

Ni se diga de los artistas del vallenato Millennials y Centennials, quienes hacen lanzamiento de sus trabajos sólo en redes sociales, y ya casi ni quieren tener contacto directo con sus seguidores, y mucho menos, con los medios tradicionales.

Colofón: Esta fue una semana muy triste para el folclor vallenato se fueron de esta vida dos importantes folcloristas que hacían parte del gran equipo de estudiosos y defensores de nuestra música: el cantautor Ismael Alberto Zuleta y el periodista investigador Jairo Enrique Soto Hernández. El Vallenato está de luto.