Nuevos vientos de sinergia, Gobernación y cafeteros del sur

Dios tarda, pero no olvida. Esta es una expresión cristiana que cada vez y cuando cobra vigencia sobre todo cuando se presentan oportunidades y reivindicaciones a las personas o a las regiones.

Y es preciso en estos momentos referirnos a las que se les vienen cuajando al departamento de La Guajira con su nueva administración regional, primero por el liderazgo institucional y el sentido de autoridad administrativa que se vive y se siente ya en nuestro Departamento, y a los cafeteros de los municipios de Villanueva, Urumita y La Jagua del Pilar con la potencial reactivación del Convenio 004 de 2015, concertado entre el Departamento y la Federación Nacional de Cafeteros, representada por su Comité Cesar-Guajira.

En el año 2014 nuestro Departamento y la Federación firman este convenio para brindar asistencia técnica y desarrollo social dirigida a pequeños y medianos caficultores de la Frontera Colombo-venezolana, de la Serranía del Perijá en La Guajira. Se comienza a ejecutar en el 2015 impulsando cada uno de los 5 componentes del convenio: el componente social, la seguridad alimentaria y nutrición, el componente productivo, cafés especiales y el componente ambiental. Estos componentes definidos buscan desarrollar condiciones para el retorno de los campesinos a sus tierras, generar la convivencia pacífica, el desarrollo humano y sostenible, la erradicación de la pobreza y el ejercicio pleno de derechos.

Por eso, no es de poca monta que estas 2 instituciones se hayan unido para favorecer a 450 caficultores y sus familias en estos 3 municipios que representan el 47% del área total de café en La Guajira, generando más de 1.200 empleos directos, en las 2.148 hectáreas sembradas en esta parte del sur de La Guajira.

Hace pocos días en un encuentro propositivo que se dio entre los cafeteros, la administración departamental liderada por el gobernador y miembros de la sociedad civil que acompañamos, se solicita con todo respeto al Gobernador, retomar la ejecución de dicho convenio.

Luego de una presentación al gobernador por parte de los cafeteros y revisados indicadores de varios de los componentes, se informa que hay un promedio general de avance del proyecto del 56%. También informa el director del Comité Cesar-Guajira, que gran parte de los insumos y materiales requeridos para continuar la ejecución de obras están en poder del Comité, lo que permitirá muy rápidamente reiniciar y avanzar en la ejecución de obras materiales una vez se superen o adecuen los ítems que tienen detenida la ejecución del convenio.

Cabe destacar, orgullosamente, el análisis proactivo que hizo el gobernador del actual “estado del arte” del convenio, y producto de esto con gran solvencia gerencial hace unas sugerencias técnicas que, aceptadas por los profesionales de la Federación de Cafeteros, las consideraron viables y oportunas tomarlas para viabilizar su implementación y así poder facilitar el “segundo arranque” del convenio.

Así mismo, una vez que se miraron las posibilidades de apoyo para recomenzar, vino con contundencia la posición de la administración departamental llenando de esperanza y optimismo a quienes vemos en estas obras una reivindicación social ya, y en el futuro próximo, económica para estas familias cuyo anhelo implícito y por el que hoy ruegan es que puedan volver a vivir en sus fincas, que retornen las familias, pero garantizándoles el estado y las instituciones sectoriales, beneficios sociales de salud, vivienda, educación, energía alternativas y buenas vías de manera que las nuevas generaciones prontamente retomen con amor la actividad campesina y la producción en general de pancoger y café, y así, llegue hacer otra vez esta región la despensa de La Guajira y acabemos con la importación de esos productos desde otras tierras.

“Cuenten conmigo, vamos a trabajar juntos por el sector campesino y por la reivindicación del campo guajiro, pero así, unidos”, fue la expresión contundente de cierre del gobernador.

Señores cafeteros, se abrió la puerta, encontramos una actitud que invita a soñar; hay una disposición concreta y una realidad aterrizada que como lo expresó el gobernador, hagamos lo que tenemos que hacer y hagámoslo para obtener resultados que garanticen éxito y aseguren sinergia para este y los demás proyectos que se puedan trabajar juntos para el cambio.

Es así, trabajando juntos como el cambio integral, se dará.