Nunca falta un bololó

No recuerdo el año, pero hace un buen rato me encontraba encargado del Juzgado Primero de Instrucción Criminal y pasó un episodio penal que con lo del famoso médico que desgraciadamente tuvo que afrontar un trance difícil y eliminar tres personas, ha venido a mi memoria un caso similar que me tocó abocar: se encontraban un 31 de diciembre varios amigos amanecidos en la casa de uno de ellos cuando en forma sorpresiva entró a la sala un hombre armado que les echó bala indiscriminadamente logrando herir a uno o dos y alguien sacó el revólver y le pegó un tiro, que desafortunadamente lo mató e inmediatamente se fue al permanente y se entregó y el 2 de enero fui y lo oí en indagatoria con la asistencia oficiosa del ilustre penalista Guillermo Orozco Dangond, oí a los testigos y verifiqué las heridas de los lesionados y lo puse en libertad absteniéndome de dictarle auto de detención, así se llamaba en esa época y todos mis compañeros de juzgado me lo criticaron porque había de por medio un muerto y la Procuraduría apeló mi decisión y por ello fue al Tribunal y le tocó al integérrimo, insobornable, incorruptible, honesto y severo, pero justo, Magistrado Efraín Córdoba Castilla, quien no me mandó a llamar, que era lo normal, sino que llegó a mi despacho y muy serio y sin rodeos me dijo: carajo José Manuel, tu eres jodido, lástima que no te hiciste abogado, actuaste como ninguno de estos pendejos hubiera hecho, te felicito, así es como se hace justicia, no hay razón para detener a una persona en esas condiciones y menos hacerle gastar plata en abogado. Cuidado vas a decir nada de esto.

Dos o tres meses después llegó el fallo confirmatorio y con unas declaraciones sobre conducta y verificación de antecedentes penales lo envíe al Juzgado Superior donde cerraron la investigación y sobreseyeron en forma definitiva, determinación que fue en consulta al Tribunal en donde confirmaron cerrando el caso y archivándolo para siempre. Esto es lo que debe de hacerse con el médico que tuvo la desgracia de tener que matar a tres personas, para que no lo mataran o no se lo llevaran y no ponerlo a gastar su plata en abogados y hacerlo comparecer ante los despachos judiciales, que no es nada grato. Nunca falta un bololó jodido en este país, que todo lo enredan y lo claro lo vuelven oscuro.

Música sin frontera

Ha nacido un nuevo ser, no 7 mesinos, sino una hermosa criatura de 14 libras de peso y sus padres, Ricardo Gutiérrez y Elsy Dangond, que ya no se cocinan con una sola agua andan felices con ese ente que bautizaron con el nombre de Música sin Frontera, la reunión festejando el nacimiento fue en esa Casa en el Aire de su propiedad y de acuerdo con nuestra tradición el festejo fue grande, con ron, música y ricas viandas criollas y asistencia de compositores, interpretes, cantantes, críticos y escritores de todas partes del mundo que felices recibieron el advenimiento y lo bautizaron y el padrino, fue nada más y nada menos que ‘El Pájaro’, así le llamo yo a mi primo, más que primo hermano Julio Oñate Martínez, quien desde ahora y de la mano de Ricardo asumen la responsabilidad de criarlo y llevarlo a las altas cimas como es la costumbre de ellos en todo lo que se embarcan. Felicitaciones a los felices padres y mis mejores deseos de que al ‘Pájaro’ le vaya bien.