Olvidaste pagar tu factura

Esta frase todos los meses aparece cuando no pagas tus servicios a tiempo, me atrevo decir que a la gran mayoría le sucede lo atribuyo a la falta de organización o tal vez el poco acceso a un empleo digno, en los hogares colombianos y del mundo que permitan gerenciar de manera eficiente nuestra empresa familiar, que pueda permitir equilibrar obligaciones.

Claro que llevando al plano público al parecer son muchas las facturas por pagar del Gobierno nacional ya que de una manera de imposición prepara la reforma tributaria, hecho que tiene a las diferentes bancadas de los partidos políticos de nuestro país con opiniones diversas ya que nos va a tocar a fondo lo más sensible superficialmente de los colombianos, nuestras finanzas.

La reforma tributaria es el esfuerzo fiscal que debemos hacer todos los colombianos, reflexiono sobre esta medida y alego poco acertada por los momentos que vive la humanidad, esta reforma sigue su curso en el Congreso de la República y son ellos quienes tienen la maratónica tarea de aprobar o desaprobar, se percibe urgencia del ministro Carrasquilla, quien desconoce los precios reales de la canasta familiar y en sus declaraciones afirma que esta será una reforma sostenible.

Luis Fernando Mejía, director de Fedesarrollo, en declaraciones afirma que estos recursos son para fortalecer programas sociales ¿Será la única salida al equilibrio financiero de nuestro país?  Qué tal si se busca concientizar y atacar a fondo la corrupción, se mejoran las instituciones, el Banco de la República también opina y asegura que de no ser aprobada la reforma se tendría que acudir a préstamos internacionales, lo cierto es que los recursos se requieren con urgencia.

Este suceso es producto de la pandemia o la falta de planeación estratégica en la organización de su plan de gobierno, la implementación del plan de desarrollo y el cumplimiento de sus metas claro que me atrevo a confirmar que al gobierno Duque le faltan muchas facturas por pagar, cuando estamos en campaña se hacen muchas promesas los candidatos pueden desesperarse y comenzar a dar discursos prometiendo lo inalcanzable.

La violencia, la inseguridad, la desobediencia y la manera como este virus ha tomado fuerza, la salud mental por el confinamiento nos pone en un riesgo muy alto que amenaza el desarrollo familiar, razones que han disparado la violencia intrafamiliar, a todo lo anterior le sumamos que estamos en la puerta de una reforma tributaria con múltiples opiniones y una verdadera teoría la falta de recursos del Gobierno nacional para pagar facturas.

Considero que en política hacer y acontecer no garantiza que lo puedes cumplir para eso están los asesores, los economistas y las proyecciones se deben hacer dependiendo de lo que ganas, lo que gastas y lo que inviertes, suena fácil, planear, organizar, dirigir, evaluar y revisar en la práctica es muy difícil no olvides pagar tu factura ya que para el próximo mes estas serán dobles.

El costo de la omisión es la respuesta a la crisis, la invitación para mis lectores es sembrar bienestar, no importa en qué rol estés tú puedes contribuir para el desarrollo de nuestras regiones y territorio inspira a través de tus acciones, renovando, trazando metas con tus colectivos y logres que tus acciones puedan ser sostenibles, sustentables y no olvides pagar tu factura.

En el universo de la administración financiera existen una serie de alternativas que los economistas debieron agotar, pero a ellos les pareció el mecanismo más eficaz el alza de impuestos, considero que esto podría desatar una ola de violencia y protestas que darían un resultado sorprendente en las urnas electorales ya que se avecinan las elecciones para elegir senadores, representantes y presidente, la encuesta revelada hace unos días indica la tendencia que la gran mayoría de colombianos marcaría para elegir presidente. ¿Esta respuesta podría ser el cobro de la factura vencida? La dirección es más importante que la velocidad.