¡Orden al debate sobre la exclusión de La Guajira del proyecto del Tren Regional del Caribe!

Comienzo por reconocer que así es como debe ser un debate o polémica. Con respeto y argumentos que sustenten las posiciones u opiniones dadas.
Sobre la discusión acerca de la exclusión de La Guajira del proyecto Tren Regional del Caribe, me enteré de los argumentos-respuestas del senador Name a un pronunciamiento mío. Me sugiere “que me entere como se gestiona un Proyecto en Ocad porque es responsabilidad de alcaldes y gobernadores diseñarlos, formularlos, sustentarlos y luego se deben ejecutar”.


Eso es cierto, así se gestiona un proyecto en un Ocad, pero resulta que mi comentario acerca de la exclusión muchos lo entendieron bien que esa es una consecuencia, y la causa original de esa exclusión, como dijo el senador Name: “es la ingobernabilidad”.
Ese es el punto central de mi pronunciamiento. Hoy reitero para ponerle orden al debate, que la causa original de esa exclusión es un problema o circunstancia política. Y a eso me vuelvo a referir en el sentido que, eso tenía y tendrá siempre solución política y ahí se patentizó la falta de apoyo a La Guajira para solucionar y sacarla de la crisis política, y entonces como consecuencia, como el departamento estaba con ingobernabilidad, afirmó el senador Name, “no podía hacer parte del Proyecto del Tren Regional del Caribe”.
Yo no soy experto, pero sé, de manera básica cómo surte sus pasos un proyecto para presentarlo y encaminar su gestión en un Ocad.
Entonces, lo que se puede inferir: “La Guajira no fue tenida en cuenta para el Proyecto del Tren Regional del Caribe porque tenía un problema político llamado ingorbernabilidad”.
Como gobernabilidad es la acción coordinada, colaborativa y de entendimiento entre los actores políticos y la sociedad civil, también puedo inferir que no tuvo La Guajira la solución política para salir de esa crisis porque también debo inferir, que creíamos que “sus senadores amigos”, sobre todo los del Caribe, podían ayudarnos a solucionarla y nunca lo hicieron, nos dejaron solos; “vienen a la fiesta, se la gozan y chao”. Conclusión: el punto central de este puntual debate es la referencia del senador en cuanto a que nuestra ingobernabilidad ha sido la causa de nuestros males y desgracias pero la solución requerida, la solución política, no tuvo doliente y los dolientes de la primera línea de defensa que es la sociedad civil guajira, le delegamos esa potestad de que nos defendieran, que nos apoyaran, a los que mayor poder de gobierno y poder político tienen que son los senadores, y esos, los que sacaron votos en La Guajira que considerábamos los defensores naturales de nuestros intereses y los gestionadores para nuestro desarrollo, nos dieron la espalda para solucionar la crisis de ingobernabilidad, por lo tanto, esa crisis nos hizo perder oportunidades.
Nota: no le acepto al senador Name que quiera ofender la inteligencia de los guajiros tratando ahora de mezclar lo de Ocad, no sé si para distraer o dejar por fuera o desconocer su referencia explícita, clara y contundente que nuestra ingobernabilidad nos sacó del paseo. Reitero, ingobernabilidad que no hicieron nada por ayudar a resolver.
Ahora y siempre, si no tenemos senador guajiro, de raza guajira, de sangre guajira, de arraigo guajiro que le duela La Guajira, vamos a seguir en la orfandad política y sin tener con quién hacer equipo.
Aprecio en nombre de los guajiros los comentarios, recomendaciones y apoyo del ex-senador cesarense Mauricio Pimiento quien además es versado en el tema de movilidad y transporte férreo.
Guajiros, aspiro de mi parte dejar el debate aquí para que no se vuelva “una piqueria”.
Ojalá esté claro el asunto para ustedes. Yo lo tengo claro.
Si en última circunstancias debo pronunciarme sobre el tema nuevamente, lo haré para aportar, sino, cerrado el debate hasta cuando haya solución: inclusión y senador guajiro en las próximas elecciones al Congreso.