Panorama 2021

Se fue el 2020 con más penas que alegrías, lo pasado ya es historia y recibamos el año 2021 con fe y esperanza de que las cosas van a cambiar para bien de la humanidad. Agradecemos a Dios por la vida, en lo personal gracias señor por mi cumpleaños 58 el primero de enero. 

El año comienza con la expectativa mundial sobre la efectividad que han de tener las vacunas contra el Covid-19 puesto que el proceso de producción, pruebas y aplicación que normalmente dura diez años se aceleró debido al impacto en la economía producido por la pandemia y el número de víctimas causado por el virus.

 El acontecimiento político del año será la posesión de Joe Biden el 20 de enero, presidente número 46 de Estados Unidos, hecho  que marcará el final de la era Trump en la Casa Blanca y el inicio de un nuevo tiempo en la geopolítica mundial y en las relaciones de esa nación con el resto del mundo.

En América Latina el mapa político se reordenará con las elecciones que tendrán lugar en Honduras, Ecuador, Perú y Chile para reemplazar a los presidentes Juan Orlando Hernández, Lenín Moreno, Francisco Sagasti y Sebastián Piñera. En Colombia entramos a un año político preelectoral con el arranque desde el partidor de varios aspirantes presidenciales, la realización previa de las convenciones y consultas internas de los partidos políticos para definir quiénes llegarán a la primera vuelta en la carrera por suceder al presidente Iván Duque.

Cumplido el primer año de gobierno de alcaldes y gobernadores se evaluarán sus administraciones y promoverán revocatorias del mandato por la poca gestión de algunos, o por el incumplimiento de sus programas de gobierno. En el Consejo de Estado está pendiente una demanda de nulidad contra la elección del gobernador de La Guajira que debe ser resuelta este año.

El mundo seguirá mirando lo que pasa en Venezuela, en este país el presidente Trump era partidario de una solución militar para tumbar y capturar al dictador Maduro y restablecer allí la democracia, pero parece que con Biden la cosa será diplomática y se buscará negociar directamente con Maduro su salida del poder a cambio de inmunidad e impunidad por los delitos cometidos contra el bravo pueblo venezolano. Maduro se saldrá con la suya y se irá con los bolsillos llenos de dólares robados al fisco venezolano a disfrutar de una placida vida en Cuba; así se facilitará la transición pacífica del poder y terminará la crisis política, social, y la tragedia humana que ha vivido Venezuela casi por tres décadas por culpa del fracasado modelo castrochavista.

En lo económico las cosas no pintan bien, el gobierno decretó un pírrico aumento del salario mínimo que impactará el bolsillo de los que menos ganan y obligará a los colombianos a hacer malabares para que alcance, en contraste con el jugoso incremento para nuestros congresistas. Seguiremos pagando uno de los IVA más caros del mundo, más el 4xmil por cada transacción con nuestra platica, más el alto costo financiero por manejo de tarjeta y retiros de cajeros que pagamos al sistema bancario, más los aumentos de los servicios públicos y quien sabe que más impuestos nos tocará pagar si se aprueba otra reforma tributaria, pues nada es gratis.

 En el plano deportivo, con el mal juego de nuestra querida Selección Colombia y la incertidumbre de quién será el nuevo DT continuarán las eliminatorias sudamericanas rumbo a Qatar 2022, antes seremos anfitriones de la Copa América que celebraremos conjuntamente con Argentina. Apasionados como somos disfrutaremos de los triunfos y sufriremos las derrotas de nuestros deportistas, de los futbolistas que juegan en las mejores ligas del mundo, nuestros beisbolistas en las grandes ligas de Estados Unidos, nuestros ciclistas en las grandes carreras de rutas del mundo y ojalá que este año ganen el Tour, el Giro o la Vuelta, así como de nuestros boxeadores, patinadores, pesistas  y demás atletas criollos.

 No habrá carnavales, festivales ni fiestas patronales. La vida irá retornando poco a poco a la normalidad pero debemos seguir cuidándonos hasta que estemos seguros de que el virus ha sido derrotado por la ciencia. Los invito a ser optimistas y positivos, sonriámosle a la vida pese a las dificultades que vivimos, demostremos lo berraco que somos los colombianos y Colombia uno de los países más felices del mundo. Estamos en un nuevo año y hay que recibirlo con alegría. Bienvenido 2021, paz y prosperidad les deseo a todos.