Pico de la pandemia sobrepasará el millón de infectados

Por Martín Nicolás Barros Choles

El pico de la pandemia todavía no se alcanza, cuando nos acercamos a un registro de medio millón de personas contaminadas, incrementándose en más de 10 mil infectados por día, que divulga la Comisión Nacional de Salud. Sin embargo, no es una cifra real, porque muchas personas asintomáticas superaron el malestar, tratándose por fuera de los protocolos prescrito, por la OMS sin  incluirlo en el registro nacional de contagiados, afrontando la infección con tratamientos, comunes y caseros, para mejorar la enfermedad, combinados con algunos fármacos de bajos costos que han resultado de gran utilidad.

Las subidas son menos dañinas que las bajadas. Muchos escaladores logran coronar las metas a mayores alturas, superando récord en competencias atléticas. Sin embargo, algunos han tenido mala suerte de morir, cuando descendían, después de lograr el éxito. El mundo viene resistiendo medidas de confinamiento, sufriendo una serie de traumas físicos y mentales, que comenzarán a repercutir en el descenso de la pandemia, al reinicio de reactivaciones humana, decaídas y atrofiadas, de manera generalizadas y global de quienes lo han perdido todo, como consecuencia de las devastaciones generada por la contaminación de salud, que arrastra el predominio virólogo del coronavirus.

No nos preparamos para enfrentar el Covid, porque nos agarró desprevenido, como tampoco se hace lo suficiente para aplanarlo, con programa de atenciones a los trastornos mentales pos-covid, de millares de personas afectadas, que requieren de autoridades y operadores de salud, atenciones y tratamientos adecuados, pero no disponen en portafolios de servicios, profesionales que se necesitan.

Creo que nadie asegura la fecha de aproximación al pico. Todos los fines de mes se extiende el confinamiento y se crece el número de contagios y muertes. Colombia está posesionada en el octavo lugar de las 195 naciones del mundo, que diariamente registran estadística, de volúmenes de personas contagiadas y el décimo segundo, en personas fallecidas. En muertes per capitas, proporcional a millones de personas que habitan una nación, ocupamos el segundo lugar, por debajo de Perú. Bogotá, Atlántico, Antioquia, Valle de Cauca, Bolívar, Nariño y Córdoba; sobrepasan del 82% del total de personas contagiadas. La Guajira está en el 0.7 particularizado del monto globalizado nacional. Pero estamos por encima del 5% de muertes sobre el número de contagiados, cuyo techo calculado era de 3.5. Más del 60% se han recuperados, diagnosticado asintomáticos sobre el 90% de las pruebas practicadas, en el territorio nacional.

Insisto destacar, porque lo bueno se debe valorar y ejemplarizar. Los departamentos del Amazona y Meta, donde primero se dispararon las alarmas en abril y mayo, que llegaron a registrar grandes volúmenes,  superando un día hasta Bogotá, han descendido el pico y erradicado en por lo menos el 95% del Covid, de lo cual, el gobierno guarda silencio, para esconder hechos, testimonios y razones; con que vencieron el virus, ante la indiferencia de las autoridades de salud nacional, que muy poca atención le prestaron a la declaratoria de emergencia y urgencia manifiesta, de los citados departamentos. El Atlántico viene registrando bajas, después de ocupar el segundo lugar, por debajo de Bogotá y el primero en muertes, durante junio y julio; contrario a Antioquia, que lideraba los menos afectados, hasta finales de mayo, disparándose al segundo lugar de los más afectados, desplazando al Atlántico.

Lo que nos espera es peor que lo que hemos resistido durante el presente año con desatenciones, desorientaciones y desinformaciones que nos tienen del timbo al tambo y perdiendo la fe y el amor.