Profesional que enaltece a Villanueva

El poder de ser lo que quieres ser, de obtener lo que anhelas, de triunfar, vive dentro de ti. En tus manos está despertarlo y ponerlo a trabajar. Por supuesto, tienes que saber cómo hacer eso, pero antes de que puedas aprender a usarlo, tienes que comprender que posees ese poder. Y esto es exactamente lo que ha sucedido en la vida del abogado villanuevero Edward Enrique Martínez Pérez, el hijo de José Víctor Martínez, quien fue educado a punta de lucha y esfuerzos por su abuela Luisa Romero, a quien le debe sus logros, sus sueños y sus esperanzas, tal como está consignado en la dedicatoria que le hizo del libro que escribió en el año 2003: ‘La detención preventiva y sus alternativas en el proceso penal’.

Y es que la vida de este ilustre profesional del Derecho transcurrió entre la casa de ‘Chayo’ y ‘Teresita’ Cárdenas, y de Carmen Dolores Celedón al lado de su hermana Gloria, y desde su juventud se propuso objetivos claros en su vida llena de éxitos, de sueños, de querer ser un ejemplo para su familia, para él mismo y su Villanueva del alma.

Es bachiller de la promoción del Colegio Nacional Roque de Alba, semillero de la intelectualidad villanuevera del año 1979; luego se traslada a Barranquilla y estudia Derecho en la Universidad del Atlántico y se gradúa con honores en 1987. Pero sus sueños no terminan ahí, si no que más tarde se gradúa como especialista en Derecho Penal y criminalista en la Universidad Externado de Colombia y después la misma universidad le otorga el título en el grado de maestría en Derecho Procesal Penal.  Como haciendo eco a la máxima de que: primero tienes que despertar la mente consciente, llenarla de ambición y de deseo. Si haces eso, nada será imposible en la vida.  Y esa máxima la ha cumplido el jurista villanuevero Edward Enrique Martínez Pérez, en el área del conocimiento, donde ha descollado con méritos sobresaliente en el profesionalismo y en la investigación del derecho penal. 

Edward Martínez Pérez cuenta con una amplia trayectoria en la justicia: primero como juez municipal de Valledupar, luego como juez superior y más tarde se desempeña como juez penal del circuito también en la ciudad de los Santos Reyes, así como procurador judicial delegado ante el tribunal superior de la Capital del Cesar. Cargos que ha desempeñado con lujo de competencia, demostrando y dejando huellas de su capacidad intelectual, de su eficiencia y de su alta moralidad, con una hoja de vida intachable, lo que lo ha hecho merecedor de su reputación y reconocimiento por parte de sus superiores en la justicia colombiana. Y como catedrático también ha dejado huellas, en la facultad de derecho de la Universidad Popular del Cesar. Por ello la Alcaldía de Villanueva, en cabeza de Luis Alberto Baquero Daza, en ‘La Noche de los Mejores’ del 2018, el pasado 25 de enero le otorgó la medalla Honor al Mérito Jurista Destacado.

Él, no ha olvidado ni un instante, lo duro que le tocó luchar y cómo comenzó a escalar peldaños para cristalizar los sueños en base a la lucha y los esfuerzos de un profesional humilde y de un corazón maravilloso. Fue así como concursó por méritos para ser parte del Tribunal Superior de Cundinamarca y no solo pasó con sobrados conocimientos, si no que allí fungió como presidente de dicho tribunal. Lo que pone en alto su nombre, la memoria de su abuela Luisa Romero y su tierra natal, Villanueva. Desde el año 2013 se traslada a Valledupar para ocupar la posición de magistrado del Tribunal Superior de Valledupar Sala Penal, donde continúa demostrando su solvencia moral y profesional en sus actuaciones judiciales.

Felicitaciones a Edward Martínez Pérez por sus éxitos, por su capacidad, por ser tan estudioso y por dejar a Villanueva en lo alto.