‘Rafa’ Manjarréz, el amigo

Amigo es la persona que mantiene una relación de amistad con otra u otras personas. Una amistad es una unión afectiva con otros seres humanos.

Hago esta reflexión de lo que significa ser amigo, para encuadrar en la personalidad de un ser excepcional como lo es mi compadre Rafael Enrique Manjarrez Mendoza, porque con él me une una amistad, precisamente de más de cuatro décadas, dónde jamás hemos tenido una diferencia, porque ante todo, tanto él como yo, hemos manejado la amistad con mucho respeto. Manjarrez tiene la facultad de demostrar cómo y cuando se estima a un amigo. Soy testigo de excepción de la forma como maneja una amistad, la cual siempre está enmarcada en la sinceridad, en la lealtad y sobre todo en la honestidad, detesta la hipocresía, porque siempre está dispuesto a brindar lo mejor de sí mismo, de allí que podemos afirmar que es una de las personas de las que conozco, que se puede decir tienes más amigos. Hoy con orgullo puedo decir que mi compadre ‘Rafa’, es una de las personas más de importante del folklore vallenato, ese galardón, no es gratis, lo ha adquirido con el trasegar de más de 40 años de estar haciendo canciones, haciendo presencia en las parrandas e interpretando sus propias vivencias.

Recuerdo como si fuera hoy, cuando íbamos a cada festival de música vallenata que se hiciera en la región de la Costa Atlántica, observando cómo lo apreciaban, mirando cómo la gente se desvivía por verlo, como en la competencia obtenía el primer puesto, esto porque las canciones que ponía a consideración del jurado, llevaban el sello de garantía que esa inspiración era de las mejores que se presentaban en el certamen. Competiciones que hacía con lo más granado del folklore de nuestra tierra.

Como hacedor de canciones mi compadre Manjarrez ha influido mucho en el auge que ha tenido nuestro folklore desde la década de los 70, porque ha sido uno de los autores que modernizó la música vallenata, impregnándole magia, lindas melodías, unos mensajes propios de las costumbres de la región y con una poesía innata que quien escucha una canción de su autoría, queda automáticamente enamorado de esas letras, de la belleza de melodía y del mensaje preciso para cada ocasión o para cada circunstancia amorosa que este atravesando. Rafa Manjarrez tiene la propiedad de ser un juglar de los mejores de esta época, porque siempre está conectado con el mundo de la música, tiene la facultad de asistir a los mejores eventos que se hagan en cualquier parte del mundo, porque es fiel a su música, porque tiene propiedad de disertación en este campo, conoce en demasía cada una de las cosas que se tejen en este mundo cultural, de allí que hoy ostenta una posición privilegiada en la Sociedad de Autores y Compositores de Colombia, ‘Sayco’. Hoy por hoy, los miembros de esta sociedad se sienten bien representados, porque le ha dado el toque de una de las mejores empresas del país.

Manjarrez es uno de los mejores costumbristas de la región, lo demuestra en sus canciones, pero también lo manifiesta con el amor inconmensurable que le tiene a su Jagua del Pilar, de allí que la visita frecuentemente, quien al llegar es visitado por cientos de amigos, incluyéndome, dónde hacemos esas grandes tertulias, que por supuesto, terminan en parrandas.

Como profesional podemos decir que ha sido catalogado como uno de los mejores y más preparados académicamente, en la actualidad tiene dos especializaciones y una maestría, que lo han llevado a los cargos que ha tenido, hoy es el notario Primero del Círculo de Santa Marta, actividad que conjuga con la artística. En esta época podemos decir que mi compadre Manjarrez, está recogiendo los frutos del cultivo que sembró. Se puede observar que los homenajes que le hacen cada día es mayor, por eso debo extender un abrazo de felicitaciones a las directivas del Festival Nacional de Compositores de san Juan del Cesar, por la escogencia que hicieron este año, para galardonar a uno de los mejores cantautores de la música vernácula, como lo es Rafael Manjarrez Mendoza.