Recuerdos de un buen gobernante

Estoy haciendo referencia al exgobernador Hernando Deluque Freyle. La Gobernación de Deluque Freyle fue calificada por toda la comunidad guajira como excelente, durante el periodo del año 2001 a julio de 5 de 2003, cuando fue truncada por un cuestionado fallo del Consejo de Estado. El gobierno de ‘Nando’ Deluque dejó huellas a todo lo largo y ancho de La Guajira. Quien diga lo contrario, está desconociendo una realidad evidente. Su forma de gobernar fue sin igual. La simpatía, lo descompilado, lo aterrizado, la capacidad intelectual, su sensibilidad social y la humildad con que manejó los destinos de la península, todavía retumba en lontananza de lo que fue aquel gobierno, y hoy lo añoran en esta tierra bella y hermosa. ¡Que tiempos aquellos! Hernando Deluque Freyle dejó tantas cosas buenas de proyecciones para futuro de su región, que hoy sigue impactando en la economía de nuestro terruño.

Tomó la posición, la decisión y la iniciativa ante el Gobierno central en el mandato de Andrés Pastrana Arango, de entregar $35 mil millones por la venta de Carbocol y $35 mil millones por vigencias futuras por ingresos de regalías, para que la construcción de la represa del Ranchería sea una realidad. Hecho histórico que tuvo lugar en Fonseca en octubre 9 de 2001. Hoy es un hecho y después de aumentar el costo de la represa a $347 mil millones y de cambiar las reglas del juego por parte del Gobierno nacional, parece que se hará una realidad. ¡Al fin parirá Paula y parirá macho! Dice el dicho popular. Pero lo importante fue que la decisión del exgobernador guajiro y el apoyo que le dieron los diputados y alcaldes municipales de la época, fue fundamental para cristalizar una obra que tiene ya una espera de más de cuarenta años, “a los guajiros hasta la muerte nos llega tarde”. 

‘Nando’ Deluque mostró a toda prueba su sensibilidad social por los más necesitados. De ahí ha sido catalogado como el gobernador de los pobres; los hechos así lo demuestran. Tomó el dinero de las regalías y entregó para la educación gratuita en todos los colegios públicos del Departamento y para la Universidad de La Guajira y la Unad, esto se llama sembrar las regalías y tener sentido de pertenencia. Este hito histórico que fue emulado por otras regiones del país. Preparar el recurso humano en forma masiva por un futuro más promisorio de nuestra tierra, es pensar en las futuras generaciones y ‘Nando’ no contento con esto, también realizó convenio con el Icetex para que el estudiante guajiro fuera de la frontera patria, se prepara para ser un profesional con talento y eficiencia en bien de su tierra querida. El exgobernador Jorge Pérez Bernier, quien fue el diseñador de estos programas, los continuó en forma masiva y con resultados más que sobresalientes durante su mandato en beneficios de los más necesitados.

Otro de los programas bandera de la administración de Deluque Freyle fueron los programas de los centros de recuperación nutricional infantil. Allí desplegó todo ese cariño por la niñez más desamparada de La Guajira. Riohacha, Maicao, Uribia, Manaure, Barrancas, Villanueva, Fonseca y en casi todos los rincones de su departamento llegó ‘Nando’ Deluque con sus centros de nutrición, dándole una mejor calidad de vida a la niñez más desprotegida de la península.

Continuó con los subsidios para la gente más pobre de La Guajira, en lo relacionado a la instalación de medidores de gas para los estratos más bajos de todos los municipios. Él colocaba el dinero en Gases de La Guajira y la empresa instalaba gas por doquier. Como un anhelo de tanta gente pobre que adolece de este servicio de primera necesidad. Este programa fue iniciativa también del exgobernador Jorge Pérez Bernier cuando ejerció como mandatario de los guajiros. 

Y continuó en la cima en la administración de Hernando Deluque Freyle.

En el programa de pavimentos comunitarios, invención también del exgobernador Pérez Bernier, su mayor desarrollo, se vio en la administración de Deluque Freyle; no existen barrios, ni pueblos que no recuerden este programa que le dio más desarrollo urbano a nuestra comunidad. Maicao y Riohacha son ejemplos de ello, y esto lo reconoce toda la comunidad.

El programa de pavimentos comunitarios además del embellecimiento, generó empleo a la misma comunidad y dio más sentido de pertenencia a los barrios que se beneficiaron con estos programas. Hernando Deluque Freyle, hacía eso, complacer a la gente, a los líderes y a los pueblos. Su carisma no ha bajado un centímetro, al contrario goza de más credibilidad y del cariño que le tiene la gente de La Guajira, desde Punta Espada hasta La Jagua del Pilar. Él sembró en los pobres y hoy recoge el fruto de esa siembra que él manifestaba, en cariño, solidaridad, aprecio y confianza. Como coordinador general de la campaña de Juan Manuel Santos, en la península, gozó de esa misma simpatía, de esa misma gallardía, de esa misma credibilidad, de esa misma confianza; y de ahí los resultados electorales. El liderazgo mostrado y demostrado por el exgobernador Hernando Deluque Freyle en esa contienda electoral, recibió el reconocimiento de los directivos de la campaña nacional en cabeza del mismo expresidente Juan Manuel Santos, y de la dirigencia guajira de las diferentes vertientes de nuestro departamento.

En la parte productiva, ahí sí dejó huellas. Iniciando por el programa de la camaricultura, dejó plantado su proyecto piloto: Bioguajira S.A. Tomó la iniciativa de colocar recursos de regalías par el desarrollo de programas mixtos, bajo la modalidad de sociedad anónima, y fue así como se creó Bioguajira con capital suscrito de 2.500 millones de pesos, con el aporte de la empresa privada y el capital semilla de la Gobernación de La Guajira. Hoy, esta empresa productiva desapareció, gracias a la ineficiencia de la administración de González Crespo. También participó de los estudios con el Ministerio de Agricultura para prefactibilidad y factibilidad de la industria camaronera en esta sección del país y producto de ello es que resultaron factibles 10.000 hectáreas entre los municipios de Dibulla, Manaure, Riohacha y Uribia. Ahí estaban las bases, de estos proyectos que debieron convertir a La Guajira en un centro explotador del primer orden a nivel nacional. El proyecto de la energía eólica que fue una iniciativa del actual exgobernador Jorge Pérez Bernier con el expresidente Uribe Vélez, cuando ejercía como gobernador de Antioquia, se cristalizó en el gobierno de Hernando Deluque Freyle. Programas estos que tendrán mucho que ver con el futuro de la energía en Colombia. 

De relevancia nacional fue la puesta en práctica de los convenios del Banco Agrario y Finagro en el desarrollo del sector agropecuario, convenios estos que fueron de la creatividad departamental para la puesta en marcha de generación de empleo y que a la fecha están funcionando, hoy bajo la modalidad de la “revolución del empleo” y en su momento tuvieron el reconocimiento del expresidente Álvaro Uribe Vélez, del Ministerio de Agricultura y de todo sector a nivel nacional. También se colocaron dineros en el Fondo Nacional de Garantías para los microempresarios de La Guajira, y ambos programas se convirtieron en pilotos a nivel nacional y que hoy se han puesto en práctica en otras regiones del país. Es que lo bueno es digno de imitar. Fueron programas que beneficiaron a la gente más pobre del sector agropecuario y del sector microempresarial.