Se buscan músicos vallenatos creativos

En la edición 54 del Festival de la Leyenda Vallenata que se encuentra precisamente hoy en pleno furor y apogeo, se le rinde un merecidísimo homenaje a Rosendo Romero Ospino, un compositor que se atrevió a ponerle más granitos de arena a la gesta que ya había iniciado Gustavo Gutiérrez y seguido Fredy Molina, de ponerle poesías al vallenato o vallenato a sus poesías, ellos se atrevieron a innovar, y al comienzo fueron vilipendiados, pero ahora son aplaudidos e incluso homenajeados.

Esos son los músicos que necesitamos en el vallenato, aquellos que se atrevan a ser creativos, aquellos que no les tengan miedo a las críticas y que estén dispuestos a dejar huellas en nuestro folclor, no queremos más acordeoneros loros, que se aprendan las rutinas de Luis Enrique Martínez, de ‘Alejo’ o ‘Naferito’ Durán y las repitan de tarima en tarima, de festival en festival, queremos acordeoneros y músicos vallenatos en general que generen escuelas, como lo hizo Juancho Rois, ¿será que eso es pedir mucho?

¿Será que los festivales y en especial el de Valledupar pueden implementar medidas en busca de ese propósito?

Ahora hablemos del concurso de canción inédita, ¿ustedes creen que le ha hecho bien al vallenato que en los festivales hayan dejado de lado las canciones que llamamos comerciales por darles prioridad y poner a ganar a aquellas con letras y melodías que bautizamos costumbristas o festivaleras? Yo personalmente creo que ahí equivocamos el camino, porque precisamente ello condujo a que nacieran los compositores especialistas en ganar festivales con canciones ‘recicladas’ con melodías repetidas y superpuestas, absolutamente monotemáticas en las que se le canta al pueblo, su gente y su folclor.

En el pasado Festival de la Canción Vallenata Francisco El Hombre de Bogotá se dio un paso importante en el camino correcto, el jurado no se dejó impresionar por las letras y melodías festivaleras, canciones que nacen y mueren con los festivales, compositores como Fernando Meneses y Tomás Darío Gutiérrez, sin duda de la misma escuela de Gustavo y Rosendo, se quedaron con los dos primeros lugares, sin necesidad de acudir a la manida fórmula de otros, de hacer canciones de un día, solo para ganar festivales.

Estamos a tiempo de implementar políticas en los festivales para que nuestros acordeoneros no concursen con los mismos pases de nuestros juglares, ni repitan todos los años las mismas rutinas, ni se aprendan mecánicamente cuatro canciones de los cuatro aires para participar, tal vez eso se lo podríamos permitir únicamente a la categoría infantil.

Nos urge entonces poner un aviso grande y en mayúscula que diga: Se buscan musicos vallenatos creativos.

Colofón: Gracias al apoyo de ese gran periodista Javier Oñate Alí y la producción del canal 12 de televisión local de Valledupar podremos este año presentarles una excelente transmisión en vivo y en directo de buena parte de los concursos del Festival de la Leyenda Vallenata por nuestro canal de YouTube, la página de Facebook y nuestra página web www. laparrandadenain.com. Por primera en la historia de nuestro máximo evento folclórico tendremos una transmisión con un equipo de analistas y comentaristas conocedores del tema como: Antonio Daza, Álvaro Ibarra, Alfonso Cortés, Roberto Carlos Narváez, Marina Quintero, ‘Toby’ Murgas, Bicenty, Liliana Geney y los informes en vivo de la periodista Samantha Ruiz Jiménez. Ya saben, el festival se puede ver por las redes sociales de La Parranda de Naín.