Se fue la cuarentena, pero el Covid-19 se ha quedado

Después de varios meses de vivir en cuarentena en donde el mensaje que los medios daban de parte del Gobierno era quédate en casa para evitar un contagio de esta enfermedad que a Colombia llegó importada, ya que fue a través de personas que residían en el país y que se encontraban en Europa algunos, y en otros destinos otros, que sin saberlo se hubieran contagiado y con ella llegaron al país y de ahí comenzó a propagarse como cualquier otra plaga solo que con mayor velocidad y se fue regando por todo el territorio nacional.

El Gobierno decretó la cuarentena con la que esperaba que la gente se quedara en sus casas y la propagación de este virus fuera menor o que no se llegara a dar. Pero lamentablemente el cumplimiento de dicha medida fue algo que se dio en una escala bastante baja, porque igual mucha gente debía ir a rebuscarse día a día y buscar no solamente el sustento suyo, sino también el de sus familiares y algo como esto los limitaba y afectaba gravemente no solo su economía sino también su propia supervivencia. 

Por lo que durante los siguientes meses muchas personas debieron debatirse entre quedarse en casa sin alimento, ya que el llamado ingreso solidario por el cual muchas familias han llegado a ser beneficiadas, muchos lo catalogaron de insuficiente por el alto costo de los alimentos los cuales deben consumirse a diario y se acaban rápido sin importar en qué cantidad se lleguen a comprar. 

Por otro lado, la cifra de contagiados en el país iba en aumento y hasta este día no se ha detenido, como tampoco lo ha hecho la gran cantidad de fallecidos que se han presentado y que ya superan más de 27 mil personas, lo cual es triste, porque por una razón o por otra el avance de esta enfermedad no se ha podido contener y continúa al acecho.

Luego de esos meses transcurridos, y en donde muchas personas fueron cesadas laboralmente al no haber movimiento de personas por estar los negocios cerrados, el Gobierno se ha visto en la necesidad de levantar y acabar con la cuarentena que se venía llevando y con ello busca la manera en que la economía nacional pueda llegar a reactivarse, lo que también se hace necesario que suceda porque esta se ha visto gravemente afectada en cada hogar y familia colombiana en donde no ha habido ingresos y hasta en las instituciones educativas que tomaron la modalidad de clases virtuales se vieron afectados porque hubo padres que consideraban que no debían pagar por algo que consideraban no era igual de efectivos, ya que ellos mismos se habían tenido que volver los maestros de sus hijos. 

Ahora que la gente está saliendo más a la calle que antes a rebuscarse en su día a día, si bien ya no hay prohibición de parte del Gobierno para eso, el virus continúa en el ambiente y ha permanecido y las medidas de bioseguridad se han mantenido, pero al parecer esto tampoco ha sido tan efectivo porque los contagios continúan y hay quienes ya están realizando fiestas concurridas con mucha gente como si nada sucediera y sin duda hacer eso es un gran error, porque a pesar de que las medidas que el Gobierno había establecido, en su gran mayoría se han quitado, no significa que haya que bajar la guardia, porque el virus continúa en el ambiente y solamente Dios sabe cuándo es que realmente se irá.