Si no lo sabía, sépalo…

El primer conquistador europeo que pisó y conquistó territorio colombiano fue el español Alonso de Ojeda, en 1500, correspondiente al Cabo de la Vela, localizado en la Península de La Guajira, la más extensa de Colombia.

Acorde con varios autores, historiadores e investigadores, la primera aldea en ser fundada en el actual territorio colombiano y que a la vez era utilizada como fuerte ante los frecuentes ataques de los aguerridos indios Calamaríes, fue San Sebastián de Urabá, por el conquistador Alonso de Ojeda, en 1510, localizada en la margen derecha del Golfo de Urabá, la que al poco tiempo de su fundación tuvo que ser abandonada, como consecuencia de los ataques de dichos indígenas.

A su vez, la primera ciudad en territorio colombiano y considerada como tal, fue Santa María la Antigua del Darién, fundada por el Bachiller Martín Fernández de Enciso en asocio con Vasco Núñez de Balboa, en diciembre de 1510. Más tarde, en 1524, fue abandonada y sus habitantes trasladados a Panamá por orden de Pedrarias Dávila, siendo ubicada entonces en la margen izquierda del ya referido golfo. La siguiente fue Santa Marta, fundada por el conquistador español Rodrigo de Bastidas el 29 de julio de 1525. Santa Marta es pues la primera de las poblaciones existentes en la actualidad fundadas por los conquistadores europeos.

Luis Carlos Galán Sarmiento nació en Bucaramanga, Santander, el 29 de septiembrede 1943. Estudió y se graduó en Derecho y en Economía en la Universidad Javeriana. En 1970, cuando apenas contaba con 27 años de edad, fue nombrado ministro de Educación por el presidente Misael Pastrana Borrero, quien fue el último mandatario durante el Frente Nacional. Como ministro, fue el autor del Estatuto Docente, aquel que favoreció por muchos lustros a todos los maestros de Colombia, sin excepción alguna.

Como disidente del Partido Liberal, fundó el Movimiento político Nuevo Liberalismo apoyado incondicionalmente por el expresidente Carlos Lleras Restrepo. Más tarde, regresó a su partido y sus dirigentes no tardaron en nominarlo como candidato a la presidencia de la República para el periodo 1990 – 1994, con muchísima opción de ganancia. Infortunadamente, el 18 de agosto de 1989 fue vilmente asesinado en la plaza principal de Soacha, Cundinamarca, durante una nutrida manifestación. Durante su sepelio, su hijo Juan Manuel Galán Pachón, siendo aún adolescente, públicamente nominó a César Gaviria Trujillo como candidato emergente en reemplazo de su padre; de esa forma fue como el hoy director del Partido Liberal logró aterrizar sin escalas en la silla presidencial.

Galán era un acérrimo fanático de la lectura de la Historia de Colombia y, como tal, durante su candidatura no se cansaba en expresar que todo candidato político debía, por lo menos, dominar la historia de su municipio. Pues bien. Da la casualidad que Gaviria ganó sobrado del lote y, como contraprestación, nombró como ministra de Educación a Maruja Pachón, hermana de Gloria Pachón, que era la esposa de Galán. En forma sorprendente, en 1994 fue emitida la Ley 115, firmada por Gaviria y su ministra Maruja Pachón, en que en uno de sus artículos fue eliminada la enseñanza de la Historia de Colombia. Afortunadamente esa enseñanza fue restituida por Juan Manuel Santos mediante la ley 1874 del 27 de diciembre de 2017, lo que indica que las nuevas generaciones ignoran su propia historia.