Sucesos y retos

Personalmente considero que a nuestro alrededor se desarrollan acontecimientos que marcan o dividen, buscando generar un caos o bienestar en la sociedad a todo esto le añadimos que la vida continúa y tenemos un calendario por vivir, precisamente febrero el mes de los carnavales en nuestro país este jolgorio lo vivimos en su máxima expresión en la Puerta de Oro de América hoy rediseñada la Ventana del Mundo ‘Barranquilla’, que por estos días finalizó su carnaval, exactamente Shakira reaparece en Miami con una explosión latina en la edición 54 del Súper Bowl, solo doce minutos hicieron despertar al mundo y olvidar por un momento la lista de conflictos que estamos atravesando, lo más destacado la versatilidad de sus movimientos y la fusión de ritmos con bailarines de diferentes lugares, un espectáculo inolvidable del Half Time en el Súper Bowl, la conquista de la barranquillera después de haber aplazado su gira, es ejemplo que las cosas buenas de la vida se hacen esperar.

Shakira es Made in Colombia. No podemos desconocer que el suceso por lamentar es la propagación del coronavirus y las vidas que hasta fecha ha cobrado; el coronavirus de Wuhan está paralizando a China y amenaza por dispersarse, situación que tiene preocupada la Organización Mundial de la Salud y a todos en general.

El país más poblado del mundo y la segunda potencia económica a nivel mundial, tiene sus calles vacías por el temor a las infecciones, además de conferencias canceladas, eventos internacionales, fábricas paradas, las escuelas también han tenido que cerrarse temporalmente; pero a pesar de todas las circunstancias ellos resisten y siguen luchando por mantenerse.

Nuestro país asumió un nuevo reto, cada ciudadano volvió a sentir temor por el paro armado vivido en los últimos días, el cual tuvo hechos que lamentar en varias regiones. A eso le sumamos la muerte de líderes sociales quienes por alzar un poco la voz en protección de los derechos humanos y defender sus comunidades pierden sus vidas, ante esta situación estamos evidenciando la falta de unidad e integración de nuestras dirigentes, considero no se está brindando el acompañamiento, este es un proceso de adaptación que estamos viviendo y para lograr consolidarlo, debemos afrontar con responsabilidad, no más indiferencia, es tarea de todos, respetemos el derecho a la vida.

He citado sucesos puntuales que aunque no son iguales nos dan una muestra muy clara que debemos resistir, persistir y nunca desistir, para lograr lo que quieres o buscas hacer, no podemos ser indiferentes a encontrar soluciones conjuntas, nuestro reto es hacer alianzas estratégicas que generen resultados sorprendentes, las fusiones y los ritmos dan vida a tus oídos, ten mucho cuidado, prevenir es curar, tu salud es prioridad, aléjate de los excesos, pero ante todo disfruta tu vida a plenitud.