Un gol a favor de la corrupción

“Servidor público que cometa algún delito de los que están enunciados en esta ley no podrá pagar casa por cárcel, sino cárcel efectiva, es decir, intramural”, afirmó el senador de Cambio Radical y coordinador ponente de la iniciativa, Germán Varón.

La iniciativa de autoría del exfiscal Néstor Humberto Martínez, fue aprobada en el último debate en pleno del Senado y hacía parte del paquete de preguntas contra la corrupción que se le hicieron a la ciudadanía y que, aunque no alcanzó el mínimo para ser aprobado, superó los 11 millones de votos en la consulta de agosto pasado.

Desafortunadamente, el pasado miércoles 19 de junio el proyecto de ley anticorrupción que buscaba eliminar el beneficio de casa por cárcel para los servidores públicos que hayan cometido delitos de corrupción no fue aprobado.

A mi modo de ver esta debió ser la decisión aprobada en el Congreso y de esta forma contribuir a la lucha contra la corrupción, pero lo que en realidad aconteció es que cuando millones de colombianos estábamos tan concentrados en la Copa América y la excelente representación de la Tricolor ante Qatar, en el recinto del Congreso de la República también lograron meter gol a favor de los corruptos de cuello blanco.

Lo que resulta paradójico es que a este proyecto de ley solamente le hacía falta la conciliación de los textos aprobados en Senado y Cámara, paso que definitivamente no se pudo llevar a cabo porque ese texto nunca llegó para ser anunciado por las plenarias de las dos corporaciones.

Y para los que aun guardábamos la esperanza de la justica anticorrupción, la triste realidad es que el Gobierno no citará a sesiones extras para salvar esta iniciativa, ya que considera que el trámite legislativo no lo permite.

Me imagino el fresco que le correrá a alguno de los congresistas y el ambiente turbio que se estará generando entre uno y otros, a los que les resultó muy favorable que la iniciativa no saliera adelante.

Con cuanto beneplácito ha de recibir esta decisión por parte de nuestros legisladores más de un personaje de la vida política en La Guajira.

A veces siento que vivo en el país de las maravillas por las cosas que suceden aquí, y es que no dejo de preguntarme ¿será que a nuestros representantes se les olvida para qué fueron elegidos?

Deberíamos de cambiar la historia esta vez, elegir bien el próximo 27 de octubre porque en campaña en el caso de nuestros representantes, siempre con el discurso en contra la corrupción y ahora que pudieron hacer algo resulta que no se aprueba un proyecto de ley que van acorde a la mayoría de discurso de los 268 congresistas que se jactan de hablar de honestidad, transparencia y lucha contra la corrupción.

Definitivamente a la justicia anticorrupción en Colombia le metieron un gol a favor de los corruptos….