Un plan para La Guajira

La emergencia por cuenta del Covid-19 ha transformado por completo la realidad que conocemos. El Gobierno nacional se enfrenta, día a día, a disyuntivas y decisiones complejas. Ha sido un proceso constante de aprendizaje de un reto orgánico que va cambiando, evolucionando con el transcurrir de los días. En la medida en que dicho reto tiene distintos caminos de evolución, la política pública que se diseñe debe tener la flexibilidad suficiente para irse adaptando. En el Gobierno del presidente Iván Duque nos preparamos para todos los escenarios posibles, desplegando la totalidad de instrumentos de política con los que contamos. Sin embargo, somos conscientes que hay regiones que requieren una atención especial. La Guajira es una de ellas.

Recientemente se presentaron manifestaciones por parte de algunas comunidades indígenas del Departamento por la carencia de agua, una problemática histórica, pero que hoy cobra una relevancia especial por cuenta de la emergencia sanitaria. Por supuesto, desde el Gobierno nacional entendemos el inconformismo de la comunidad, pero queremos reiterar nuestro compromiso con el Departamento. Además de nuestro ambicioso programa ‘Guajira Azul’, que avanza a buen ritmo y de acuerdo a los cronogramas previstos, en conjunto conel Ministerio de Agricultura, la Ungrd y la Gobernación de La Guajira, hemos lanzado un plan de atención especial de la emergencia para el Departamento en materia de agua.

Este plan cuenta con dos líneas de atención: la primera consiste en incrementar la oferta de agua disponible y la segunda en mejorar la distribución del recurso. Con esta estrategia aumentaremos en más de 750 mil litros diarios la oferta de agua y beneficiaremos a 100 mil familias guajiras, que ahora podrán contar con agua para implementar las medidas de prevención que demanda esta emergencia.

En cuanto a la primera línea, se habilitaron cinco fuentes de abastecimiento de agua. La primera, y una de las más importantes, es el agua de la represa del Río Ranchería. Mientras dure la emergencia, se podrá disponer del agua cruda de la represa para el cargue de carrotanques. Se estima que esto incrementa la oferta en 72 mil litros al día.

Así mismo, se puso en funcionamiento el Pozo Romonero, que produce 4 litros por segundo (lps) y beneficia a la zona rural de Riohacha. Para la zona urbana, disponemos de los pozos de respaldo del sistema Sena-Batallón, con una capacidad de 50 lps. La cuarta fuente son dos hidrantes ubicados en Distracción y Barrancas. Finalmente, el excedente de la pila pública de Casa Azul se dispondrá para el cargue de carrotanques.

Ahora bien, para la segunda línea de acción, disponemos de 41 carrotanques de los municipios, el Departamento y la Ungrd, con los que se benefician 29 mil familias. Así mismo, con recursos de la administración temporal y Guajira Azul se van a adquirir 253 tanques de almacenamiento. Por último, en el Departamento estamos cumpliendo con la instrucción del presidente de reconectar gratuitamente a los hogares que tengan el servicio de acueducto suspendido por no pago. Ya llevamos 1.499 reconexiones.
El Gobierno del presidente Iván Duque seguirá comprometido con la protección de todos los colombianos, especialmente los más vulnerables. Durante la emergencia y después de ella. Le haremos frente a esta difícil coyuntura y saldremos fortalecidos de la misma.

*Jonathan Malagón es ministro de Vivienda, Ciudad y Territorio