Un poco de política, cultura, educación y Dios

Son las 7:43 a.m., me encuentro sentada frente a mi escritorio meditando un poco sobre nuestro sistema social, político, cultural, ambiental y humano, que hemos venido construyendo para limitarnos y crear diferencias.

En lo social las diferentes clases sociales, ricos, pobres y la clase media, todo esto con el fin de ubicar según la categoría económica y educativa a cada grupo de personas, pero a pesar de todo nos adaptamos a nuestro entorno, a nuestras diferencias, hay personas muy humildes que son felices en su medio, no necesitan tener riquezas ni títulos ni maestrías o que lo conozcan, la naturaleza es tan precisa que solo requiere alimentarse y desarrollarse según su medio y así cada clase lucha por conservar su posición social, los de la clase media luchan por estudiar, prepararse y enfrentar las competencias y mantenerse, nunca bajar.

Los ricos luchan por ser cada vez más ricos, porque sus hijos continúen con la riqueza y mantener su estatus.

Lo político se ha convertido en un tema social  preocupante, los que el pueblo elige, a los que lleva al poder, luego se escucha el lamento ya no quiere soltar el poder,  así  sea que en su vida política no haya hecho sino enriquecerse, pero lo más triste es que quienes permiten esto son los electores, ya que lo que hacen es pedir dinero a título personal a cada candidato, nunca se une un grupo a pedir a este, que gestione desarrollo comunitario, se van al individualismo y al egoísmo, entonces saturamos tanto al candidato y ahora político elegido que, lógicamente que llegará a multiplicarse lo que dio para llegar. Entonces ¿de qué nos quejamos?

8:56 a.m. En cuanto a lo cultural hay ventajas y desventajas en nuestro medio, los que dirigen la cultura en su gran mayoría son puestos por los políticos que se han elegido y de los que ya comenté, de alguna manera la cultura se convierte en una de las fuentes de rembolso económico y ambos se benefician, comúnmente colocan a parientes, familiares y por eso vemos a las mismas caras o alguien que tuvo que ver con el anterior director, lo total es que no se le permite a otro entrar, se necesita mantener la riqueza y el estatus social, los vemos hablando de cultura y en este mundo así no tenga ni mínima idea de lo que esto significa, y los que llevan la cultura en su sangre trabajan solos, no son de interés para ningún director de cultura y menos para su jefe político, porque no les interesa gastar, según ellos, no sabiendo que cuando apoyan a los artistas, los verdaderos dueños de la plata están generando riqueza al Departamento.

Desarrollo, están es invirtiendo para que se acabe la mendicidad, enseñan al pueblo a ser competente desde su habilidad artística, a traspasar fronteras, claro que hay interés a fondo, mientras el pueblo es ignorante y frustrado, no habrá quien  me reemplace en el poder, yo lo seguiré sometiendo, de alguna manera así veo la cultura en La Guajira frustrada por los mismos y los mismos, caso parecido nuestro hermanos de Venezuela.

En lo ambiental hay mucha contaminación producto de nuestra ignorancia ambiental, con solo tirar un papel, bolsa o basura ya eres también causante de la muerte de nuestro ambiente.

Y en lo humano el deterioro de los valores vive en su máxima expresión, no hay vergüenza en nada, el descaro político de quienes roban y roban y quieren ser aplaudidos y ni se diga a algunos funcionarios, a los líderes de las iglesias que hoy se creen Dios y se la pasan pidiendo el diezmo, con único paso de salvación y muchos que por falta de identidad le lamen los pies, Dios mío, una vez me preguntaron unos hermanos en Cristo, esto: ¿usted sabe por qué Jesús no ha venido? Le respondí, –no, pero me lo imagino– ¿qué imagina? me dijo uno de ellos, –que no va a venir, por este mundo tan vacío, que hasta su nombre usan para enriquecer y sujetar a los débiles, cuando realmente cada persona lo busque de verdad ese día volverá, lo veo difícil y así como vamos menos, ya que hasta en la iglesia está diablo–.

Son las 9:45 a.m., mejor no sigo porque se me puede salir el…