¿Vacuna para Colombia, cómo nos estamos preparando en La Guajira?

Ya Colombia tiene aseguradas las vacunas para 10 millones de personas a través del mecanismo Covax, más allá del número de dosis requeridas. Con acuerdos bilaterales, el Gobierno espera obtener 5 millones más para completar la primera fase de vacunación en Colombia. En algunas regiones del país ya algunas autoridades se han pronunciado por sus regiones y ya hablan que se estima que entre febrero y marzo de 2021 les lleguen entre esos Antioquia, que ya está montando su esquema para garantizar a sus habitantes el acceso a la vacuna, en todo lo que se refiere a la entrega o lo que será el mecanismo de entrega. En La Guajira estamos a la espera que a las autoridades sanitarias den un parte de tranquilidad, más en un momento en que el comportamiento de la pandemia ha sido atípico, no sabemos si estamos en pico o en meseta y es incierto el panorama que se pueda vivir en La Guajira en estas épocas decembrinas donde la indisciplina es más visible.

El mecanismo Covax es una alianza entre diferentes países para poder tener acceso a vacunas seguras y eficaces para la Covid-19 a través de acuerdos en los cuales las naciones se comprometen a adquirir un porcentaje específico de dosis.  Adicionalmente, se debe contar con espacios de supercongelación para poder tener las vacunas en la temperatura óptima, aquí el ministerio debe capacitar y apoyar a las regiones con más debilidades en red de fríos y en tecnología como La Guajira para que seamos perjudicados en el momento de la distribución y los mecanismos que se van a utilizar; hacen pocos días el presidente Iván Duque M. anunció que la vacunación se iniciaría en enero 2021. ¿Cómo se están preparando los 15 municipios en La Guajira para este proceso?

Luego de esto, iniciaría la segunda fase, cuyo objetivo es alcanzar la inmunidad de rebaño, por lo que se vacunaría entre un 50% y un 60% del resto de la población. Se iniciará la aplicación en las personas que tienen menor riesgo de mortalidad por el virus podrán acceder a la vacuna en 2022. Se buscará reducir la mortalidad y, en la forma en que van a estar disponibles las vacunas y necesariamentese va a tener que cubrir primero los grupos de riesgo

Las vacunas contra el coronavirus despiertan la codicia de los ciberdelincuentes, que multiplican los ataques para interrumpir su entrega o incautar secretos comerciales, lo que obliga a los gobiernos nacional, departamental y municipal a no permitir, carteles que se puedan organizar en un mercado negro de venta quizás en que precios y que ponga en riesgo las coberturas de vacunación con estos biológico en la población guajira.

A estas alturas no se visualiza ninguna acción en los 15 municipios de La Guajira no ha surgido ninguna idea tipo Foro Salud y gestión comunitaria de la pandemia, que sería una de las tantas estrategias comunes en tiempos de crisis ocasionada por la pandemia y que ha afectado integralmente, la vida de sus comunidades, no vemos construcción de espacios para el aprendizaje mutuo y diálogo sobre los retos en tiempos del coronavirus, era para “ayer” la construcción de escenarios para enfrentar el esquema de vacunación propio independiente de las directrices del ministerio principalmente por la geografía y el enfoque diferencial que hoy hace parte de La Guajira.

El virus no se ha ido, ya en La Guajira pasan de 500 los fallecimientos y de 13.000 los casos a sabiendas que hay un subregistro y que no hay claridad del número de casos activos, lo que agrava más la situación de contagio. En las tres regiones del La Guajira (Norte, Centro y Sur) existe un hospital de segundo nivel y complejidad, la sugerencia respetuosa es que los alcaldes a través de sus secretarios de salud y gerentes de hospitales, se unan por zonas en asociaciones para que de esa manera lleguen organizados a la Secretaría de Salud departamental y se diseñe una estrategia de vacunación y se revisen las acciones a implementar en estas épocas de fin de año, ya que su responsabilidad como jefes de la salud pública de sus municipios tienen el deber de salvaguardar la salud y la vida de los gobernados, hay que exigir además al Gobierno nacional su responsabilidad en iguales condiciones del trato que debe darles a La Guajira como un  actor más de los demás departamentos.

En el escenario de la gobernanza, genera interés procesos como la rendición de cuentas, gobierno abierto y la transparencia como principio, en tanto juegan un rol fundamental para esa construcción colectiva de posibles soluciones en momentos de crisis. Por eso se hace un balance preliminar sobre los niveles de relacionamiento de la ciudadanía, así como los diferentes niveles organizativos de la sociedad civil, en torno a la gestión de la pandemia y la información.

Esta coyuntura, que pone al límite la capacidad humana para adaptarse, pero permite reflexionar y proyectar escenarios de cambio, obliga a construir conocimiento colectivo. Por eso hay que poner en contexto el nivel de respuesta que las 15 administraciones municipales han conseguido y que han hecho frente a la pandemia y cuáles han sido sus estrategias bandera para su atención.