Villanueva como destino turístico

Los villanueveros tenemos todos los elementos necesarios para implementar actividades turísticas que permitan desarrollar economías provechosas en el municipio.

Esperamos que la economía naranja pueda ser una palanca para nuestro propósitos, el folclor y el turismo si pueden ir de la mano, ojalá nuestro alcalde Alberto ‘Beto’ Baquero nos deje al menos el monumento a las dinastías, como inicio de un nuevo periodo cultural en la villa.

Necesitamos que el próximo alcalde sea amante de la cultura, alguien que haga el monumento a los grammy, porque los primeros entraron para el vallenato por Villanueva, el monumento del mejor acordeonista del mundo, monumento al café, al algodón; porque fue allí donde se sembraron por primera vez estos dos cultivos, monumento al folclor más bello del mundo, galardón ganado por el ‘Pangue’ Maestre con Isaac Carrillo, en Washington, monumento a las dinastías, monumento a ‘Poncho’ y Emiliano, monumento al general Dangond con el primer carro que entró por aquí, un Ford modelo 1925. Monumento a las coliteras, monumento a la lavandera del río (Gala Valdés) monumento a los compadres, Emiliano Zuleta y Escolástico Romero.

Un alcalde que reactive el agro y convierta el arco de la Sierra en producciones masivas de verduras, frutas, panela y café, con un hotel campestre al pie del Cerro Pintao, que sea semilla de un pueblo; además que conecte en convenio con el alcalde de El molino, Villanueva, Urumita, La Jagua del Pilar  por su ramal hacia Guacochito, Guacoche y Valledupar.

De igual forma conecte la Sierra de las Mesas con la Vela del Marquezote, Urumita, El Plan, Manaure y Media Luna, con placas huellas, nuestra región necesitas una telaraña de vías y de esa forma se generaría un turismo inédito en nuestra región.

Por otro lado, artistas como Jorge Celedón, ‘Poncho’ y Emiliano Zuleta, Israel Romero, Jean Carlos Centeno, Egidio Cuadrado, deberían comprar la casa que fue del gran maestro Esteban Bendeck Olivella y donarla para que se haga allí la escuela de formación vallenata, todos los instrumentos, canto, historiografía, poesía, en fin trasmisión de los saberes vallenato. Ojalá después de tantos años tengamos un gobernador del sur de La Guajira. Lamentamos que un ciudadano intachable, villanuevero de cepa, como Luis Felipe Ovalle, por razones válidas de familia, no escuchó la voz del pueblo que lo aclamaba, para regentar el municipio.