Villanueva, cuna de grandes dinastías

Por Hernán Baquero bracho

Inicio esta columna, con una expresión que ha calado bastante en el pueblo villanuevero y en la comunidad guajira, del reconocido folclorista Juan Carlos ‘Cao’ Mendoza: “Villanueva es la Cuna Universal del Vallenato” y es una verdad que no está sujeta a réplica. Villanueva se ha convertido a través de la historia en la cuna de grandes dinastías para que este pedacito de patria le esté dando tantas glorias a la música vallenata.

Iniciamos con la dinastía Zuleta. Siendo la figura más representativa el viejo Emiliano Zuleta Baquero, quien es un ícono de nuestro folclor. Representó con honores a La Guajira en el primer festival vallenato, donde producto de una mala jugada no estuvo en la final, pero en el año siguiente 1969, obtuvo el tercer puesto. Sus hijos ‘Poncho’ y Emiliano se han convertido en la esencia pura del vallenato auténtico.

La segunda dinastía es la Romero Ospino. También en cabeza de su padre Escolástico Romero, ha hecho historia. Israel Romero, el mejor acordeonero del mundo otorgado dicho título por la academia alemana. Destacamos también a sus hermanos Rafael y Norlberto. Sin olvidar que Misael y Limedes también ejecutan el acordeón, patentizando esa dinastía en su sobrino ‘El Morre’ Romero y cerrando con broche de oro con unos de los mejores compositores de nuestra música, como lo es Rosendo Romero Ospino, ‘El Poeta de Villanueva’.

La tercera dinastía la conforma la Celedón Orsini, representada en el cantautor Daniel Celedón Orsini, el barítono de la música vallenata. Herencia que se mantiene en lo más alto de nuestro folclor con su sobrino Jorgito Celedón Guerra, ganador de cuatro Grammy Latinos.
La cuarta dinastía es la Maestre Socarrás. Heredada de su padre y de su madre ‘Milo’ Maestre, de los mejores saxofonistas de la región y Gloria Socarrás, ejecutante del acordeón y una de las pioneras en la Fundación del Festival Cuna de Acordeones. Su hijo Orangel ‘El Pangue’ uno de los mejores acordeoneros con que cuenta nuestra música, rey vallenato en 1984. De igual manera su hermano Gabriel ‘Chiche’, también un gran acordeonero, así como Jaime Maestre Socarrás de los mejores guacharaqueros de nuestro folclor. Patentizada esa herencia en su hijo ‘Panguito’ voz tenor, así como sus sobrinos Dani Castilla, de los mejores cajeros y Diego Daza Maestre, de los mejores compositores actuales en el vallenato.

La quinta dinastía es la Gil Torres. Representada en ‘Juancho’ Gil y Reyes Torres, los mejores intérpretes de música de viento que ha tenido la región. De esa herencia surgió Andrés ‘El Turco’ Gil quien como maestro de ‘Los Niños del Vallenato’ ha recorrido el mundo entero.

La sexta dinastía la representa la Cuadrado Hinojosa. Representada en el mayor de los hermanos Hugues y heredada de su hermano Egidio, quien fuera rey vallenato en 1985. Se hizo famoso en la serie ‘Escalona’ hace 25 años. De esa novela surge una llaveria con Carlos Vives con quien ha recorrido el mundo siendo su acordeonero.

La séptima dinastía la representan los Ovalle Vanegas. Los mejores coristas con que cuenta el vallenato. Esteban ‘El Chiche’, Edgar ‘El More’, Saúl Darío ‘Chon’, Enrique ‘Kike’, Iván ‘Nete’, quien murió en 1988, William Rafael o ‘El Niño’ y Fabio Ovalle Vanegas, los mejores corista con que cuenta la música vallenata sin derecho a réplica. Dinastía que se inició con ‘Kike’, quien grabó con Norberto Romero Ospino. Esa herencia que patentiza hoy con sus sobrinas María José Ospino Ovalle y Xilena María Ovalle Carrillo.

La octava dinastía le corresponde a los Fernández. Representada en Ismael Darío Fernández Rodríguez y sus hermanos, quienes se convirtieron en la mejor banda de música de viento de Villanueva. Hoy recogen esos frutos sus hijos en cabeza de ‘Manolo’ y Jesualdo, además de sus otros hermanos, quienes continúan en la brega de esa herencia musical que les dejó su viejo del alma.

También tenemos la dinastía de los Bolaño, representada en Jesualdo, quien hoy toca magistralmente el acordeón en la música cristiana. Otra dinastía importante la de los Kammerer, representada en Wildo y sus hijos, entre los cuales se destaca Roberto Mario, ya ganador del Cuna de Acordeones; así como Xavier ganador en el Cuna de Acordeones, quien es el compañero de Junior Santiago. La de los Romero, la de Víctor representada en su hijo Víctor y sus nietos. La dinastía Díaz, representada en Reinaldo ‘El Papi’, así como su hijo, que pinta para grande ejecutando el acordeón. También tenemos la dinastía Negrete Zuleta, representada por Oscar, Wilfran y Jairo. Oscar Negrete Zuleta conocido como ‘El niño prodigio del acordeón’, el rey sin corona en el segundo festival vallenato de 1969 en la categoría infantil. También tenemos la dinastía de los Sierra, representada en ‘El Tilo’ ya fallecido, su hermano Dairo, así como sus sobrinos los Rivera Sierra.