Xenofobia y discriminación con el personal que labora en Salud

Debido a la presencia del Covid-19 en todos los continentes, se ha multiplicado la pandemia del coronavirus en Colombia y el mundo y esto ha generado todo tipo de conductas de los seres humanos frente a sus semejantes, por ejemplo, algunos personas juegan a la doble moral por un lado dicen y comentan a través de los medios de comunicación que el personal que trabaja en los hospitales, centros de salud y clínicas son los héroes, pero por otro lado los están discriminando ya que cuando terminan su turno laboral y van a esperar el taxi o el bus para que los lleve a su casa, pero no los quieren llevar, según ellos porque se pueden infectar. Qué ironía de la vida, estos médicos, enfermeras y auxiliares son seres humanos que estudiaron varios años para obtener su título universitario, luego ingresan a estos centros de salud a salvar la vida, trabajan turnos de 6, 8, 12 y hasta 24 horas por un salario bajo, incluso trabajan y les adeudan varios meses de salario y prestaciones sociales, algunas veces les toca comprar los elementos de protección personal porque la empresa no se los da. Tenemos el caso en Cali de la doctora Ángela Villegas, quien fue discriminada en un supermercado, estaba realizando un mercado para su hogar, la mandaron a salir del supermercado porque tenía el uniforme puesto. También hay otro caso en Cali del doctor Cristian Botache, quien fue discriminado por los inquilinos del conjunto residencial, ellos le pidieron el favor que se fuera del edificio ya que lo consideraban un peligro para su salud, además amenazaron a la administradora del edificio que retiraba al médico o ellos se irían sin pagarle, al doctor no le quedó otra salida que mudarse de este edificio. En Cartagena es otra ciudad donde los médicos, enfermeras y auxiliares de enfermería tienen dificultades con el transporte público ya que cuando terminan su turno y van a esperar el transporte para que los lleve a su casa algunas veces los taxista o los choferes de buses, no los quieren llevar, según ellos porque llevan el uniforme puesto y temen que se pueden infectar, debido a esta problemática la Alcaldía distrital y la Gobernación de Bolívar debieron poner en marcha unas rutas especiales para el transporte del personal que labora en las clínicas y hospitales. No se justifica este tipo de comportamiento de discriminar al personal que laboran en los centros de salud; son profesionales que dedican diariamente varias horas atendiendo a todos los pacientes con cualquier enfermedad sin distingo de raza, color o credo. Debemos agradecer a estos héroes que batallan cada día en los hospitales y clínicas para salvar muchas vidas.