3.015 contratos irregulares tendrían a La Guajira en la mira de la Contraloría General de la República

“Entre el 40 y 60% del presupuesto nacional es para contratos y mucha de esa contratación es directa”. Esa fue la conclusión a la que llegó la Contraloría General de la República, ente que advirtió que la costa Caribe es la segunda región del país donde más se registra este tipo de contratación, denominada ‘a dedo’ o direccionada.

En el caso del departamento de La Guajira, la cifra está en 1.3 billones de pesos, lo cual se representa en 3.015 contratos que estarían siendo ejecutados por contratistas que el ente de control fiscal ha denominado ‘multiobjeto’. Se trata de contratistas que prestan desde servicios de alimentación, pavimentación y educativos a lo largo y ancho del territorio nacional.

“Hay contratistas que se saltan la normatividad, que no cumplen con su experiencia y terminan haciendo obras que no son de su especialidad. Encontramos empresas que venden gallinas ponedoras y a la vez hacen vías”, dijo a Diario del Norte el contralor General Felipe Córdoba.

Los ojos del ente de control fiscal están bajo la Asociación de Jefes Familiares Wayuú de la zona norte de la Alta Guajira Araurayú, que con la adjudicación de 11 contratos por $46 mil millones, sería el mayor contratista del Departamento. Igualmente, con 17 contratos por $36 mil millones, la organización indígena Yanama.

En general, el sistema detectó que 89,6 billones de pesos valen la malla de 196.207 contratos que están en poder de un solo contratista en el país. Una cifra que es casi 13 veces la reforma tributaria que es de 7.1 billones de pesos.

“Encontramos en el Amazonas que un boticario terminó haciendo vías y viviendas por 30 mil millones de pesos”, aseguró el jefe de la Contraloría, quien además reveló que el contratista obtuvo el convenio con un capital de 14 millones de pesos.

Cabe mencionar que el drama de la contratación en el país no para con la adjudicación de contratos aparentemente a ‘dedo’ y a un solo oferente. Otra modalidad fue detectada por el ente de control.

“Hay gente que se ha especializado en quedarse con la contratación del Estado. Hemos encontrado que en Colombia hay personas que están evidentemente muertas y siguen contratando, hay más de 13 casos de personas fallecidas según la Registraduría y contratan”, reveló el contralor.

Se conoció que en cabeza de 30 personas se concentra el 41,87% de la contratación en la costa Caribe. Las cargas contractuales por departamento están distribuidas así: Atlántico 6,3 billones; Córdoba 4,5 billones; Magdalena 3 billones; Bolívar 2,2 billones; y Cesar 2,1 billones.

En total, son 41.029 contratos que suman algo más de 20,4 billones de pesos que están en manos de contratistas en el Caribe, que operan bajo la creación de uniones temporales, consorcios y a los que las autoridades le siguen la pista.

“Estamos viendo qué es lo que han concentrado en contratación. Nuestras pesquisas son verificar el cumplimiento. En algunas oportunidades aparecen con el 5 o 10% de la unión temporal algunos o consorciados”, mencionó Córdoba

De las revelaciones que ha hecho el nuevo modelo de seguimiento a la contratación estatal, la Controlaría le pidió a la Fiscalía que investigue por falsedades, entre otros delitos, a contratistas que estarían «torciéndole el pescuezo a la ley», para quedarse con recursos públicos.