Alcalde de Fonseca afirma que Pondores “es un ejemplo de paz para el país”

El alcalde de Fonseca, Misael Velásquez Granadillo, aseguró que la presencia de los 222 integrantes de la guerrilla de las Farc reincorporados a la vida civil en la vereda Pondores, es  un claro ejemplo de convivencia y un modelo al proceso de paz que impulsó en su gobierno el expresidente Juan Manuel Santos.

Aseveró que no se le ha dado el valor a ese espacio territorial de capacitación y reincorporación, que se convirtió en un modelo en el país porque a pesar de ser una zona fronteriza, se logró la sana convivencia entre los reincorporados y la sociedad civil.

“Lo que nos agrada es que todos los que se reinsertaron y se reincorporaron lo hicieron comprometidos con la sociedad, hoy tienen proyectos productivos a pesar de todas las adversidades de las expectativas que se tenían y que no se les ha cumplido totalmente”, dijo.

El burgomaestre expresó que han sido obedientes al proceso  y se trabaja en un ejercicio interesante como el de carpa azul, que era uno de los anillos de seguridad donde funcionaba el Ejército y que semanalmente todas las instituciones se reunían a dilucidar los distintos problemas que se tenían en la región, y los aportes de cada uno para solucionarlos.

Recordó que es un proceso a largo plazo, pero dejan una herencia fundamental que son los Planes de Desarrollo de Enfoque Territorial que se concertaron con la comunidad con la garantía de ejecutarlos, y no de las ilusiones como normalmente se plasma en los planes de desarrollo.

“Estos planes vienen financiados por los aportes internacionales y por el mismo gobierno que definió un espacio de 15 años para que  pueda estabilizarse el tema del posconflicto con este proceso de paz inédito en el mundo”, expresó.

Velásquez Granadillo relató que los Planes de Desarrollo de Enfoque Territorial son una buena herramienta que implicará que esas necesidades básicas insatisfechas de manera histórica por fin hoy sean solucionadas, y  que esa brecha que ha existido hoy se convierta en una realidad.

Reiteró la sana convivencia de los reincorporados con la sociedad civil, el propio Ejército y la Policía Nacional.