Alcalde de Uribia exige medidas especiales para evitar una tragedia en el pueblo wayuú

El alcalde del municipio de Uribia, Bonifacio Henríquez Palmar, alertó al Gobierno colombiano sobre una eventual tragedia en el pueblo wayuú, sino se implementan medidas especiales para evitar que se siga propagando el virus del Covid-19, que ya ha cobrado la vida de diez indígenas en los últimos días y 31 en toda la pandemia.

“Ninguno de los dos hospitales de la región tienen camas UCI, y en La Guajira ya está la alerta roja”, expresó.

El mandatario precisó de la vulnerabilidad en la que viven los indígenas wayuú por la escasez de agua, y sus precarias condiciones, razón por la cual exige medidas especiales para enfrentar la pandemia.

Manifestó que agua, medicamentos e implementos son fundamentales para contrarrestar el pico.

“Es fundamental que nos den prioridad, no solo por ser la etnia indígena más grande del país sino que  por ser un  departamento fronterizo ha sido imposible controlar el éxodo de venezolanos por las casi 300 trochas que hay entre los dos países, y que desafortunadamente han traído el virus hasta nuestra comunidad wayuú”, puntualizó.

De acuerdo a información reportadas por la Secretaría de Salud Municipal, en asocio con el informe rendido por las E.S.E. Hospital Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, y el Hospital de Nazareth, permiten evidenciar los siguientes indicadores epidemiológicos. Se ha pasado de reportar un promedio de 3 casos semanales de Covid-19 al aplicativo Sivigila a reportar 29 casos en la última semana, lo que significa que el incremento porcentual es de 99.7%.

Se indicó que el día 7 de abril de 2021 la Secretaría de Salud Municipal realizó una jornada masiva de toma de pruebas para diagnóstico de Covid-19 con apoyo de la mayoría de la EPS de red prestadora de servicios de salud en el municipio,  la cual arrojó un resultado preocupante debido a que de 540 pruebas realizadas 54 dieron resultado positivo, 457 negativo y 29 están en espera de resultados, lo que confirma que el incremento porcentual sería de 1.800 por ciento.

El mandatario uribiero pidió adicionalmente se dé prioridad en las vacunas y que sea tenido en consideración adoptar un plan de vacunación diferenciado que autorice todas las etapas de vacunación en el sitio. Sin priorizar necesariamente por edad, o comorbilidades, en tanto la población es errante y demasiado dispersa para llevar la misma estrategia que tiene el resto del país.

Por otro lado, expresó que es importante una ampliación  de infraestructura a través de la ubicación de unidad de cuidados intensivos, adaptación de camas hospitalarias, y las acciones que permitan atención necesaria a la población y en extrema urgencia los siguientes implementos: balas  de oxígeno suplementario en cantidad suficiente, monitores de signos vitales, oxímetros de pulsos, tensiómetros, fonendoscopios, camas de observación adultos y pediátrica; camillas de transporte, sillas de ruedas, canecas de colores, desfibrilador, laringoscopio, sensor neonatal de oxígeno, carro de paro y elementos de protección personal.