Autoridades de Riohacha se ofrecen como garantes para resolver conflicto laboral en Cerrejón

Las autoridades de Riohacha reaccionaron al anuncio de Cerrejón de retirar a 400 trabajadores de su equipo, como parte de un plan de ajuste a su planta de personal. El alcalde José Ramíro Bermúdez y los integrantes del Concejo Distrital rechazaron el plan de reestructuración de la empresa minera y manifestaron su preocupación por la escalada de tensiones entre trabajadores y la compañía.

“Somos conscientes de la inestabilidad económica que esto genera en varios hogares de Riohacha y La Guajira, que percibían recursos por la dinámica de la empresa minera, por eso hemos sido enfáticos en rechazar la sorpresiva medida; no obstante, nos preocupa la escalada de tensiones entre las partes”, dijo el alcalde José Ramíro Bermúdez en un comunicado.

El mandatario distrital recordó que gran parte de la fuerza laboral de Cerrejón proviene de Riohacha, por lo que no ocultó su preocupación por los efectos que esto pueda traer en la comunidad. “Me alarma el anuncio de la multinacional de hacer una reestructuración laboral, argumentando la crisis mundial del mercado del carbón. Por lo anterior, como defensor de la palabra, convoco al señor gobernador, a los alcaldes de La Guajira, al sindicato y a la junta directiva de la empresa para identificar líneas de acción que nos permitan avanzar hacia la solución; manifiesto mi disposición y la de toda esta administración para fungir como garantes en la mesa de diálogo”, expresó Bermúdez.

A su vez los concejales de Riohacha emitieron un comunicado conjunto donde también advierten de los efectos económicos y sociales que los despidos en Cerrejón ocasionarán a la ciudad. “Despidos masivos como este amenazan la estabilidad de cientos de hogares en Riohacha y, con ello, la economía del Distrito, que ahora más que nunca necesita de todos para fortalecerse y sacar adelante procesos de desarrollo”, dijeron los cabildantes.

Además el Concejo se ofreció como garante de los diálogos entre la empresa y los trabajadores para resolver el conflicto ocasionado hace dos días por la decisión de Cerrejón de retirar a 400 trabajadores de su nómina.