Comunidades reciben en operación el módulo de pilas públicas de Sararao del programa Guajira Azul

Guajira Azul es el programa de transformación social más importante de La Guajira que con obras y resultados viene ganándole la batalla a la falta de acceso de agua potable y saneamiento en el Departamento. Muestra de ello es la puesta en funcionamiento y entrega oficial del módulo de pilas públicas de Sararao que beneficia a 10.210 habitantes de 81 comunidades wayuú en zona rural dispersa del municipio de Maicao.

“El acceso al agua potable es la clave para la evolución de nuestros pueblos, por eso Guajira Azul es una causa que desde el Ministerio de Vivienda hemos abanderado para convertirla en ejemplo nacional. En dos años hemos beneficiado a más de 531 mil personas con la finalización de 18 proyectos que suman $113.223 millo- nes”, dijo el ministro de Vivienda, Ciudad y Territorio, Jonathan Malagón.

Agregó que “esto ha permitido aumentar la cobertura de acueducto en zonas rurales dispersas en la Alta y Media Guajira del 4 % en 2018 a cerca del 20 % en 2021 y un aumento en la continuidad del servicio de agua potable en zonas urbanas de 9 a 11,8 horas por día”.

El ministro informó que en zonas rurales de la Alta y Media Guajira se tienen contemplados 24 módulos de pilas públicas. “Con Sararao ya han iniciado operación 3 módulos: Casa Azul, inaugurado en febrero de 2019, que beneficia a 12.478 habitantes; Wimpeshi, entregado en febrero de 2021 para favorecer a 3.002 indígenas wayuú, y Sararao, que hoy entra en funcionamiento para mejorar la calidad de vida de otros 7.770 guajiros”, reportó.

El alto funcionario explicó que el módulo de pilas públicas de Sararao está conformado por cinco pilas: Sararao, Majayulumana, Masamana, Ulain y Orroko, que fueron construidas con un aporte de $4.099 millones de obras por impuestos de ISA Intercolombia.

Entre tanto, el viceministro de Agua, José Luis Acero, destacó que con las pilas públicas se ha logrado un gran impacto con la comunidad.

Además, el viceministro contó que el pozo donde se capta el agua para el módulo de Sararao tuvo una inversión adicional de más de $ 316 millones con recursos de Cancillería y el Sistema General de Participaciones a través del PDA. Para la sostenibilidad del módulo se implementó un esquema asociativo para acceder a los subsidios de orden municipal.