Consejo de Estado tumba tutela contra presencia de tropas extranjeras en Colombia

El fallo del Tribunal Administrativo de Cundinamarca que frenó las actividades de militares estadounidenses en Colombia quedó suspendido por el Consejo de Estado. 

Para el alto tribunal, la acción de tutela presentada por varios congresistas opositores contra el Gobierno Nacional por permitir la presencia de militares extranjeros sin autorización del Senado, no era el mecanismo más adecuado para hacer valer sus derechos de participación política sobre el tema. 

En su momento los congresistas tutelantes, entre ellos el senador Iván Cepeda, explicaron que el presidente Iván Duque no había recibido permiso del Senado para que soldados del Ejército de Estados Unidos realizaran tareas en el territorio nacional, omitiendo el control político del Congreso de la República. Este argumento fue validado por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca en su momento. 

Posteriormente el Gobierno presentó un recurso de apelación de esa decisión y la Comisión Quinta del Consejo de Estado determinó que los accionantes no agotaron todos los recursos en este debate. 

“Los accionantes no acreditaron que agotaron ante las mesas directivas del Senado ni a través de los canales dispuestos para la protección de los derechos de oposición el derecho a la participación, cuya solicitud de protección trasladaron al juez de tutela”, dijo el Consejo de Estado en su fallo. 

Para tomar su decisión, el Consejo de Estado tuvo en cuenta que durante el mes de junio la presencia de tropas extranjeras en Colombia estuvo varias veces en la agenda de debates del Congreso e incluso se convocó al ministro de Defensa para que compareciera sobre el tema. 

En ese sentido, el Consejo de Estado consideró que los senadores accionantes no tuvieron impedimento “para el ejercicio de sus funciones individuales de control y participación política a los demandantes como miembros del Senado al interior de la corporación”. 

En base a lo anterior, el Consejo de Estado determinó que hubo errores en la presentación y argumentación de la acción de tutela por parte de los accionantes y a su vez el Tribunal Administrativo de Cundinamarca incurrió en errores a la hora de emitir su concepto sobre el fallo inicial.