Directora de Bienestar Familiar autorizó nuevos cupos para atender niños en recuperación nutricional

Para garantizar que los niños wayuú no sigan muriendo por hambre y sed, la directora Nacional del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Juliana Pungiluppi, autorizó la ampliación de nuevos cupos para atender a los menores de la zona rural de Manaure.

Con la apertura de esos nuevos cupos, el Centro de recuperación Anena’a Wachón podría atender hasta un 75% más de niños con desnutrición de las diferentes comunidades rurales y urbanas del municipio.

El  CNR es administrado por la Fundación Baylor Colombia y cuenta con el apoyo de importantes actores con presencia en el Departamento como la Multinacional Chevron Petroleum Company.

“Como Fundación estamos demostrando que la articulación de actores públicos, privados y la comunidad en un solo punto para atender la desnutrición ha sido clave para lograr el tratamiento de más de 100 niños y niñas”, expresó Ana María Galvis, directora ejecutiva de Baylor Colombia.

En los primeros seis meses de funcionamiento y bajo la operación de Baylor Colombia, que maneja 23 programas integrales de salud materno-infantil dentro de la estrategia 1.000 días para cambiar el mundo del Icbf, el Centro de Recuperación Nutricional atendió 66 niños en total.

El centro cuenta con un equipo profesional interdisciplinario conformado por un médico general, un nutricionista, un trabajador social, enfermeras y manipuladoras de alimentos, y funciona bajo los lineamientos de ley del Icbf y el Ministerio de Salud.  

 “Esta alianza entre Baylor y Chevron, con el apoyo del Icbf, ha permitido garantizar la seguridad alimentaria y de salud de cientos de niños en la zona, fortaleciendo la atención a la primera infancia y asegurando así mejores oportunidades para el futuro de los niños y del Departamento”, afirmó Patricia Serrano, gerente de Asuntos Corporativos de Chevron para América Latina.