Dirigentes políticos de La Guajira hablan del aumento del salario de los congresistas, y del salario mínimo

El reciente aumento del salario que devengarán los congresistas de Colombia ha generado controversia debido al elevado pago que reciben por su trabajo, en comparación con los empleados que reciben el salario mínimo por sus labores.

La disparidad de ingresos entre parlamentarios y trabajadores suscitó un debate en Sistema Cardenal, donde dirigentes sindicales y gremiales discutieron sobre el tema, coincidiendo todos en que hay una gran brecha entre altos funcionarios del Estado y los demás ciudadanos.

Fidel Loaiza, presidente del Sindicato de la Salud de La Guajira, reprochó que mientras los senadores y representantes a la Cámara ganan un suelo superior  a los 34 millones de pesos al mes, el aumento del salario mínimo apenas superará el millón de pesos para 2021, algo que considera insuficiente para atender las necesidades de una familia.

“Estamos en el país más inequitativo del mundo. A los que ganan más, a los que tienen mayores privilegios, les hacen un aumento grande, mientras que a los trabajadores se les hace un aumento salarial paupérrimo, o ni siquiera aumento porque Colombia tiene muchos años sin un aumento real de salario. Simplemente se le reconoce un poquito del poder adquisitivo del dinero”.

Además Loaiza explicó que para los trabajadores de la salud el panorama no es mejor en comparación con el resto de los empleados.

“El gobierno ha hecho una cantidad de anuncios y a la postre no ha cumplido con nada. Esperamos que en los primeros días de enero se den las alzas que van a ocurrir y decaiga más el salario bajísimo y borre de un solo tajazo el mínimo aumento que se ha hecho por parte del Gobierno Nacional”.

A todo esto, Loaiza menciona que también se suman los problemas financieros y administrativos que atraviesan muchos hospitales. En La Guajira, por ejemplo, menciona que hay hospitales que deben más de 26 salarios a sus trabajadores.

Por su parte, el abogado Jorge Guevara expresó que el aumento al salario mínimo es muy corto si se compara con el recibido por los congresistas hace algunos días. Por ende propone que el salario de senadores y representantes se congele y en el futuro sea reducido.

Además Guevara considera que parte de los honorarios de los congresistas podrían destinarse a las necesidades de los colombianos más vulnerables, cuyas condiciones de vida desmejoraron notablemente por la crisis económica causada por la pandemia de Covid-19.

Finalmente, Antonio Almazo, dirigente político guajiro aclaró que el aumento que recibieron los congresistas el pasado 24 de diciembre corresponde al incremento retroactivo correspondiente al año 2020 y que el verdadero aumento del año 2021 aún debe realizarse en unos meses.

Dicho esto, Almazo mencionó que el aumento salarial para los trabajadores que devengan el mínimo, que rondaría el 3,5%, no sería suficiente para solucionar las necesidades de los empleados. Por eso considera que el Gobierno Nacional debe mantener las políticas necesarias para que las familias colombianas puedan sortear la crisis actual.