Exalcalde de Maicao José Carlos Molina, se entregará a la Fiscalía en Barranquilla

Luego de conocerse la entrega voluntaria a la Fiscalía del exalcalde de Maicao Eurípides Pulido Rodríguez y su exsecretario de Educación, Olver Gregorio Choles Magdaniel, el exalcalde de esta localidad fronteriza, José Carlos Molina Becerra, al conocer que se encontraba involucrado en la investigación con orden de captura, informó a la redacción de Diario del Norte que se presentará voluntariamente a la Fiscalía de Barranquilla.

Esta decisión la toma con el fin de presentarse al Fiscal Víctor Hugo Fuente, quien le solicitó a un juez de garantías su orden de captura para que comparezca a una audiencia de imputación de cargos. Cabe señalar que en el mismo proceso se encuentra el representante legal del Consorcio ‘Manos unidas por amor’, Jorge Emilio Gómez Álvarez, quien no ha hecho ninguna manifestación de entrega.

Las respectivas órdenes de captura contra los tres exfuncionarios de Maicao y una fundación, corresponde a los presuntos delitos de peculado por apropiación, contrato sin cumplimiento de requisitos legales y falsedad ideológica en documento público derivada de una denuncia de la Contraloría General de la Nación quien informó presuntas irregularidades en 2015 en la ejecución de  un contrato para la alimentación escolar por la suma de $1.356.233.698 con recursos del Sistema General de Participaciones.

Las respectivas órdenes de captura en contra de dos exalcalde de Maicao, un exsecretario de Educación y el ejecutor del contrato, corresponde a las presuntas irregularidades en duplicidad en los beneficiarios del contrato, beneficiarios inexistentes, que no aparecen en la base de datos del Simat (Sistema Integral de Matrículas).

Para José Carlos Molina quien dijo que se entregará a la Fiscalía en Barranquilla, “No era necesario expedir esa orden de captura, puesto que hemos estado asistiendo cada vez que se convoca a audiencias. Yo me presentaré voluntariamente en Barranquilla”, dijo Molina Becerra agregando que no entiende la orden de captura en su contra porque cuando se ejecutó el contrato de alimentación Escolar del año 2015 no se desempeñaba como alcalde.

“No lo contraté, no lo ejecuté y no giré ni un peso”, explicó José Carlos Molina al recordar que cuando llegó a la Alcaldía de Maicao, una de las primeras gestiones que hizo fue liquidar el contrato en el mes de febrero,  “porque tenía la obligación legal de hacerlo, la ley me exige que luego de ese tipo de contratos se culmina, como efectivamente se había culminado el año anterior, tenías hasta 4 meses para proceder a liquidarlo y eso hicimos”.

Asimismo manifestó que “no había ningún indicio que me señalara que hubiera alguna irregularidad en ese contrato, y sigo convencido que no existe. Tenía sus pólizas de cumplimiento, visto bueno de cada rector cuyo colegio se beneficiaba,  visto bueno del supervisor y visto bueno del interventor. La Secretaría de Hacienda en el año 2015 (Yo aún no era alcalde), había realizado el último pago después haber revisado que todo estaba ok y finalmente, no había ninguna glosa, ninguna queja que me indicara a mí que ese contrato no se podía liquidar como era mi obligación legal”, dijo Molina.

“Yo esperaría que hoy que me presente voluntariamente y el fiscal decida hacer la audiencia de imputación de cargos y solicitud de medida de aseguramiento, pueda demostrar delante del Juez de Control de Garantías, que yo efectivamente no cometí esos delitos. Tengo la tranquilidad de que no he cometido ningún delito”, dijo a los periodistas de Diario del Norte y el Sistema Cardenal, José Carlos Molina, exalcalde de Maicao  después de conocer la orden de captura.