Imputarán nuevos delitos a los policías que interceptaron al ‘Ñeñe’ Hernández

La Fiscalía General imputará nuevos cargos al mayor de la Policía, Yeferson Fabián Tocarruncho Parra y al sargento Wadith Miguel Velásquez García, los dos agentes de la Dijín que interceptaron las comunicaciones del ganadero José Guillermo ‘Ñeñe’ Hernández Aponte el próximo jueves.

Se conoció que los dos agentes serán procesados ahora por el delito de fraude procesal. En junio pasado, la Fiscalía General les imputó los delitos de violación ilícita de comunicaciones en concurso con utilización ilícita de redes de comunicación y falsedad ideológica en documento público, cargos por los cuales fueron cobijados con detención domiciliaria.

Cabe indicar que el mayor Tocarruncho y el sargento Velásquez fueron señalados de aprovechar la interceptación de las comunicaciones al ‘Ñeñe’ para ‘chuzar’ otras líneas telefónicas de manera ilegal y así intentar ubicar una caleta de 200 millones de pesos a un narcotraficane.

Para esto, se interceptaron las líneas telefónicas de cinco policías para lograr recopilar información pese a que la investigación contra el ‘Ñeñe’ no tenía ningún tipo de relación con los datos recolectados.

“Ustedes sabían que interceptar esos teléfonos en ese proceso generaría una ilegalidad y aun así la mantuvieron (…) Hasta el final en la orden de cancelación se falsificó la información suministrada por el subintendente Frank León, presentando a la fiscal información distinta; entonces se observa que ustedes sabían que esto era ilegal y sabían que estos hechos están prohibidos en Colombia”, precisó el fiscal delegado en la acusación celebrada hace dos semanas.