Exalcalde José Carlos Molina apeló el fallo de la Procuraduría que lo destituye e inhabilita por 10 años

José Carlos Molina confía en que la justicia colombiana le otorgará un fallo favorable luego de ser acusado   de presuntamente haber violado el ‘principio de economía contractual’, consagrado en artículo 25 de la ley 80 de 1994, al haber suscrito el contrato N°242 de 2018 derivado de la Licitación Pública 002 de 2018, sin que al parecer realizara una debida planeación de la actividad contractual.

Por tal razón la Procuraduría Regional de La Guajira mediante Auto de 22 de mayo de 2020 profirió Auto de citación a Audiencia en su contra.  

El exalcalde del municipio de Maicao manifestó a esta redacción: “Estamos convencidos en primer lugar, que  no puede señalarse de forma genérica “indebida planeación” sin concreción alguna, pero bástenos con señalar que la planeación está dada precontractualmente en función de aquellos requisitos que vienen dados en la Ley 80 de 1993 y Decreto 1082 del 2015, y que corresponden a diligenciamiento de estudios previos, análisis de riesgos, análisis del sector, elaboración de prepliegos de condiciones, apertura del proceso, publicación de pliegos definitivos, cierre del proceso, revisión de propuestas, informe de evaluación, adjudicación y celebración del contrato y todas estas etapas se surtieron debidamente”.

Molina Becerra agregó que “Además ese proyecto fue sometido a un riguroso procedimiento administrativo del OCAD Municipal. Donde los técnicos expertos de la Dirección de Planeación Nacional, realizaron las respectivas revisiones en varias mesas técnicas. Este hecho garantiza también la debida planeación, por lo que seguimos convencidos que no estamos de acuerdo con el fallo de la Procuraduría Regional, con todo el respeto que nos merece ese organismo de control». 

Estos serían los argumentos suficientes para lograr un fallo a su favor a Molina Becerra, quien es también abogado, luego interponer el uso del recurso de apelación en segunda instancia. 

Tal como lo habíamos informado, la Procuraduría Regional de La Guajira destituyó e inhabilitó por diez años al exalcalde de Maicao, José Carlos Molina Becerra, y también a quien se desempeñó como su directora de Planeación, Katerine Iguarán Bolívar. Esto tras hallarlos disciplinariamente responsables de violar el principio de economía contractual al suscribir el contrato N° 242 de 2018 derivado de la Licitación Pública 002 de 2018, cuyo objeto principal era la recuperación urbana, reposición de pavimento rígido e instalación del mobiliario urbano en las calles 14 y 15 con las carreras 10 a la 12A del municipio. La Procuraduría para sancionar a los dos funcionarios estableció que en el momento en que se elaboraron los estudios previos a la licitación pública LP-02-2018, que culminó con la suscripción del contrato 242 de 2018, no se tuvieron en cuenta las condiciones hidrológicas y sanitarias de la zona, y no previeron el plan vial y la reubicación de los propietarios de las colmenas.