La pandemia ha disminuido la superpoblacion de la cárcel del Distrito de Riohacha: Jairo Aguilar

Escuche aquí la entrevista con Jairo Aguilar, secretario de Gobierno de La Guajira

Uno de los efectos de la pandemia de Covid-19 en Riohacha fue el descenso significativo que experimentó la ocupación en la cárcel del Distrito, que antes de la emergencia sanitaria tenía un sobrecupo del 500%, siendo la más hacinada del país en ese momento.

Pero gracias a la gestión de las autoridades departamentales, en coordinación con el Gobierno Nacional, la sobrepoblación disminuyó y pasó a 180%. Así lo destacó el secretario de Gobierno del departamento de La Guajira, Jairo Aguilar Deluque, en diálogo con Sistema Cardenal.

“Cuando se prendieron las alarmas la cárcel distrital de Riohacha, que recibe a todos los reclusos del departamento de La Guajira, comenzó a activarse un tema que tiene que ver con los traslados. Lógicamente los esfuerzos que hizo el nuevo director de la cárcel, doctor Juan Carlos Deluque, y los esfuerzos que hicimos desde la administración departamental para que se hicieran las audiencias virtuales permitió agilizar estos procesos”, dijo el funcionario.

El secretario Aguilar destacó el trabajo de la Gobernación para mejorar las condiciones al interior de la cárcel de Riohacha.

Además resaltó que desde la Gobernación la cárcel contó con más recursos técnicos y humanos para aliviar la carga que tenía el penal en lo que respecta a su sobrecupo, haciendo que los procesos jurídicos fueran más eficientes.

“Se brindó un equipo jurídico de respaldo al equipo que tiene hoy la cárcel distrital, lo que permitió agilizar todo este tema de audiencias. En ese sentido se logró una disminución bastante importante. También fueron todos los esfuerzos que se hicieron del Gobierno Nacional a raíz que la cárcel distrital tenía todas las alertas rojas debido a que era la más hacinada del país”, dijo el secretario Aguilar.  

La nueva cárcel de Riohacha, un espacio de resocialización

Si bien se han logrado avances importantes para mejorar las condiciones de la actual cárcel de Riohacha, la solución definitiva al problema de hacinamiento en ese penal pasa por la construcción de la nueva cárcel del departamento de La Guajira, una obra que ya está adjudicada y que debe empezar a ejecutarse en este 2021.

En ese sentido, el secretario de Gobierno departamental, Jairo Aguilar, es optimista con este proyecto, pero además proyecta a la nueva cárcel como un espacio que va más allá de ser muros y rejas. La resocialización de los internos tendrá que jugar un papel muy importante.

“Tenemos unos proyectos de resocialización que son claves. No se trata de infraestructura, la solución que hoy necesitamos, especialmente en el departamento de La Guajira, tiene que ver con los procesos de resocialización y a eso le estamos apostando. Le decía al director del Inpec que nosotros no necesitamos hierro ni cemento, nosotros necesitamos un tema social importante que impacte para poder sacar a nuestros muchachos de la delincuencia. Si nos ponen una cárcel de 1.500, de 3.000, y las condiciones sociales no cambian y no hacemos un esfuerzo de resocialización lógicamente esto va a ser un círculo vicioso de nunca acabar”.

El secretario de Gobierno de La Guajira, Jairo Aguilar, participó de la inspección realizada por el Ministerio de Justicia al terreno donde se construirá la nueva cárcel.

Cabe destacar que el secretario de Gobierno, Jairo Aguilar Deluque, ha sido uno de los principales impulsores de la construcción de la nueva cárcel de Riohacha. Desde su paso por la administración del Distrito tuvo la oportunidad de gestionar el proyecto paso a paso, mediante la recuperación del lote donde se construirá el proyecto, que llegó a estar invadido por particulares durante casi una década.

También logró que se actualizaran los estudios previos necesarios para dar inicio al proyecto.

“En los estudios previos anteriores, estaba en un valor (la cárcel) de 145 mil millones. Se hicieron unos nuevos y hoy la cárcel cuesta 186 mil millones. Nosotros desde que llegamos nos propusimos eso, porque sabíamos lo importante que era poder ayudar a la cárcel distrital que en ese momento era la más hacinada del país”, expuso el secretario de Gobierno de La Guajira, Jairo Aguilar.