Lluvia de demandas electorales en el Tribunal Contencioso Administrativo de La Guajira

A pocos días de posesionarse los nuevos alcaldes, siguen llegando las demandas electorales al Tribunal Contencioso Administrativo de La Guajira, por apoderados de quienes perdieron en las elecciones regionales del pasado 27 de octubre.

Por el momento han sido demandados los alcaldes de Manaure, Uribia, Riohacha, Dibulla, Hatonuevo, Urumita y Fonseca.

La primera demanda de nulidad electoral fue contra el alcalde electo de Manaure, Juan José Robles Julio, por parte de Carlos Andrés Urbina Morales, la cual fue admitida por el Tribunal Contencioso Administrativo.

A esa demanda se presentaron otras dos por parte de los abogados Carlos Mario Isaza y Emiliano Arrieta Monterroza.

También fue demandada la elección de Marlon Amaya, alcalde electo de Dibulla, por parte de su contradictora Silvia Ospino, por presunto delito electoral.

De igual forma se conoció la denuncia contra el alcalde electo de Hatonuevo, Luis Arturo Palmezano, por parte del abogado Rodrigo Molina Cardozo, así como la del mandatario escogido en Uribia, Bonifacio Henríquez, por trashumancia electoral y violación al debido proceso por parte del abogado Sebastián Fausto Méndez Toloza, actuando como apoderado de Gerardo Cujia.

Por su parte, Blas Eugenio Mendoza Quintero demandó la elección de José Ramiro Bermúdez en Riohacha, la cual no fue admitida por el Tribunal Contencioso Administrativo. A

esas demandas se suman la del alcalde de Urumita, Uriel Guerra Molina, por parte del abogado Vladimir Benjumea y la del abogado Fredy Díaz Peralta Daza, quien demandó al alcalde electo de Fonseca Hamilton García.