Luis Eduardo Acosta Medina fue nombrado nuevo contralor Provincial de La Guajira

Ha sido muy bien recibido por los círculos académicos literarios y gremiales en el Departamento el nombramiento del abogado, escritor y folclorista Luis Eduardo Acosta Medina, como contralor Provincial de La Guajira.

Acosta  Medina es nacido en Monguí, abogado de la Universidad del Atlántico, la cual le otorgó Mención Honorífica como el mejor estudiante de su promoción al obtener el máximo puntaje de notas entre 180 y por su tesis de grado en materia penal, sobre ‘Los factores estimulantes de la venganza personal en La Guajira’.

Es  especializado en Gobierno y Asuntos Públicos, Responsabilidad Extracontractual del Estado, Contratación Estatal y Conciliación en Derecho de las Universidades del Atlántico, Simón Bolívar y el  Externado de Colombia. Autor de dos libros, conferencista y amplio conocedor de los temas relacionados con el vallenato raizal, la juglaría y las historias de la región; es columnista de Diario del Norte y de El Pilón de Valledupar, y panelista de ‘La polémica vallenata’ de Cardenal Stereo.

El nuevo contralor Provincial cuenta con 27 años de experiencia profesional en cargos como gerente de Cootraintercor; asesor Jurídico de Dancoop; jefe de Contratación Estatal de La Guajira; asesor del municipio de Maicao; jefe Jurídico de la Contraloría departamental; director Jurídico del Seguro Social; director Jurídico de la ESE José Prudencio Padilla; juez Administrativo del Circuito; magistrado del Tribunal Contencioso Administrativo; procurador Judicial en Valledupar y Riohacha, y docente de la Facultad de Derecho de la Universidad de La Guajira.

Cabe mencionar que la designación de Acosta  Medina ha sido bien recibida por todos los sectores académicos y profesionales de La Guajira, por su calidad humana y profesional y porque en estos momentos de inestabilidad institucional y cuestionamientos se requiere contar en los organismos de control con los mejores profesionales que se tienen, para  garantizar transparencia en las investigaciones  y recuperar la confianza ciudadana.

Como procurador, Luis Eduardo Acosta demostró su verticalidad con las acciones populares que promovió para demostrar que se estaba defraudando a la Nación con exenciones tributarias ilegales; también en el Cesar denunció el robo de una mina de carbón por paramilitares que despojaron a pequeños empresarios.

Asimismo,  por una acción constitucional que presentó el Tribunal Contencioso Administrativo declaró que el Inpec violaba los derechos de los internos y funcionarios de la Cárcel de Riohacha,  y con otra acción de similar naturaleza, demostró que Riohacha y La Guajira violaban los derechos humanos a los habitantes de Monguí, Villa Martín y Cotoprix, suministrando agua no apta para el consumo humano.

Lo anterior es prueba de que Acosta Medina conoce su oficio y tiene carácter para enfrentar el nuevo reto.  El famoso ‘Hijo de Monguí’, ‘El nene de su madre’, tomará posesión del cargo en los próximos días.