Procuraduría destituyó e inhabilitó por diez 10 años a José Carlos Molina, exalcalde de Maicao y a su directora de Planeación

La Procuraduría  Regional  de La Guajira destituyó e inhabilitó por diez 10 años al exalcalde de Maicao, José Carlos Molina Becerra, y su directora de planeación Katerine Iguarán Bolívar, tras hallarlo disciplinariamente responsable por violar el principio de economía contractual al suscribir el Contrato N° 242 de 2018 derivado de la Licitación Pública 002 de 2018, cuyo objeto principal es la recuperación urbana, reposición de pavimento rígido e instalación del mobiliario urbano en las calles 14 y 15  con las carreras 10 a la 12ª de Maicao.

La Procuraduría para sancionar a los dos funcionarios estableció que en el momento en que se elaboraron los estudios previos a la Licitación Pública LP-02-2018 que culminó con la suscripción del contrato 242 de 2018, no se tuvieron en cuenta las condiciones hidrológicas y sanitarias de la zona, no previeron el plan vial y la reubicación de los propietarios de las colmenas, debido a que la directora de planeación municipal actuó en la actividad pre contractual desconociendo el principio Economía de la contratación administrativa que establece la obligación de que antes de la firma del contrato se analice la conveniencia o inconveniencia del objeto a contratar así como las aprobaciones y autorizaciones requeridas, para la ejecución del mismo.

Tras recibir la denuncia, el Ministerio Público profirió fallo de primera instancia en el proceso verbal adelantado en contra José Carlos Molina Becerra en calidad de alcalde de Maicao  y Katerine Iguarán Bolívar, directora del departamento administrativo de planeación, quienes provocaron la suspensión de las obras relacionadas con la pavimentación e instalación de mobiliario urbano en las calles 14 y 15 de Maicao.

Al parecer, sin que se realizara una debida planeación de la actividad contractual, dado que en  la zona a intervenir no se tuvo en cuenta las condiciones hídricas, ni las deficiencias de alcantarillado del sector así como las reubicaciones de las colmenas a desmontar ni el plan vial necesario para el periodo de ejecución de la misma originándose con ellos la suspensión de la obra por casi tres (3) meses, conducta que para la Procuraduría es calificada como una falta gravísima, declarando a los dos funcionarios como disciplinariamente responsable que le da en primera instancia a cada uno  la sanción de destitución e inhabilidad general por diez (10) años.

Tal como en su momento lo informamos, la obra por la cual sancionan a José Carlos Molina Becerra en calidad de alcalde de Maicao y su directora de planeación Katerine Iguarán Bolívar, hace parte del anillo vial proyectado para el centro de la ciudad, acciones que estaban enmarcadas en el Plan de Desarrollo del Municipio denominado ‘Maicao más progreso, mejor ciudad rumbo al centenario 2016-2019’, el cual a su vez estaba articulado por el Plan de Desarrollo Departamental y Nacional.

Esta obra fue financiada con recursos de regalías y que para ello fue necesario presentar para su revisión un proyecto ante el Departamento Nacional de Planeación, el cual una vez estudiado, es de conocimiento de los ministerios competente, para luego ser presentado ante del Órgano Colegiado de Administración y Decisión – Ocad- quien finalmente lo priorizó, viabilizó y aprobó en sesión de fecha 29 de diciembre de 2017 a través del acta N° 07.

Por su parte, el disciplinado por la Procuraduría de La Guajira, José Carlos Molina Becerra, al ser consultado por los periodistas del Sistema Cardenal calificó la sanción de injusta y sostuvo que ya tiene preparado el recurso de apelación.