Proyecto de ciencia y tecnología avaluado en más de $18.000 millones no será ejecutado por Unipamplona

La Universidad de Pamplona desistió de ejecutar el proyecto para implementar una estrategia de aprobación social de conocimiento para el fomento de una cultura de ciencia y tecnología con enfoque productivo y valoración de la riqueza ancestral de La Guajira, que se financiaría con recursos de regalías, por valor de $18.756 millones, el cual fue avalado en Bogotá por el Ocad con recursos del fondo de CTel, el 31 de diciembre de 2019.

La decisión fue adoptada luego de varias reuniones técnicas sostenidas entre el gobernador Nemesio Roys, el Ministerio de Ciencia y Tecnología, el Ocad y directivos de Unipamplona.

“Desde que nos enteramos de la aprobación de este proyecto manifestamos nuestro desacuerdo ante el Gobierno nacional, debido a la poca pertinencia de las acciones a ejecutar con la situación que enfrentamos en La Guajira.  Es nuestro deber, garantizar la eficiencia de las inversiones púbicas para que los recursos lleguen a las comunidades  más vulnerables, sobre todo en un Departamento como el nuestro que registra un elevado nivel de pobreza y necesidades insatisfechas”, manifestó el mandatario guajiro.

Adicionalmente, indicó que se acordó con Unipamplona que los recursos ingresarán nuevamente a la Gobernación;  entre tanto dicha institución de educación superior formulará nuevas iniciativas con énfasis en temas de reactivación económica, seguridad alimentaria y conectividad. “De esta manera nos aseguramos de financiar proyectos que le apunten a la actual realidad del territorio, logrando con esto impactar de una mejor manera a nuestros habitantes”, añadió.

El desistimiento fue notificado por la Universidad al Ocad de Ciencia, Tecnología e Innovación y a la Gobernación de La Guajira, argumentando que una vez reiterada la postura del Departamento y luego de analizar, en diferentes comités, los aspectos técnicos y jurídicos, se tomó la decisión de no ejecutar el proyecto y aunar esfuerzos para la presentación de nuevas alternativas que contribuyan con el desarrollo de la península.

Cabe anotar que desde el mes de febrero, el gobernador de La Guajira hizo pública su posición de desacuerdo ante este proyecto y hoy al ganar esta solicitud, ratifica: “es mi deber y compromiso defender que la poca inversión que tenemos se haga con proyectos que vayan orientados a nuestras necesidades más básicas, especialmente cuando se trata de comunidades indígenas”.