Recientes fallos ratifican decisiones de la Alcaldía en materia de urbanismo

Dos acciones de tutela contra el Distrito de Riohacha fueron negadas por improcedentes, dejando en firme una decisión de la administración que autorizó la demolición de una construcción ubicada en la calle 10 # 17-74 por incumplir con varias normas urbanísticas.

“Este proceso ha tenido hasta la fecha dos tutelas impuestas por las personas que se identificaron desde un principio como los propietarios de la obra. Y a las cuales en estas dos ocasiones ha fallado a favor de la Alcaldía, debido a que no se ha encontrado ninguna irregularidad en el proceso sancionatorio, impuesto sobre esta obra”,  aseguró Natalia Romero Mestre, directora de Urbanismo y Espacio Público.

La funcionaria explicó que la administración distrital, trabaja para que las obras que se construyan en la ciudad cumplan con todos los requisitos de ley, por medio de visitas de inspección y operativos.

“El objetivo del Gobierno local es el efectivo cumplimiento de las normas urbanísticas, acogiéndose a los lineamientos vigentes y apegados al debido proceso, por eso la ley ratifica las determinaciones de la Alcaldía, como lo fue la demolición de una obra, la cual no contaba con licencia de construcción y se estaba erigiendo en una zona prohibida”, manifestó por su parte el alcalde José Ramiro Bermúdez Cotes.

El mandatario exhortó a la ciudadanía a que cumplan con las normas y leyes establecidas para construir, “vamos a ser firmes en el cumplimiento de las leyes en nuestro Distrito, necesitamos que la ciudadanía entienda que en Riohacha sí se puede construir, pero bajo las normas y cumpliendo con los requisitos, para edificar un mejor Distrito”.

Recordó que obras que se inicie sin los requisitos que se exigen para tal fin y que no cumplan con las normas de bioseguridad, serán selladas, demolidas parcial o totalmente y hasta se exponen a sanciones económicas.