Reglamentan aplicación del Régimen Tributario para la Zona Económica y Social Especial de frontera

El Gobierno nacional a través del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, expidió el Decreto 1625 de 2016, Único Reglamentario en Materia Tributaria, para compilar y racionalizar las normas que rigen las regiones fronterizas de Colombia y contar con instrumentos jurídicos únicos.

En el artículo 268 de la Ley 1955 de 2019 se dispuso crear un régimen especial en materia tributaria para los departamentos de La Guajira, Norte de Santander y Arauca, para atraer inversión nacional y extranjera, así como contribuir al mejoramiento de las condiciones de vida de la población y la generación de empleo.

Es de mencionar que este régimen aplica a las sociedades comerciales que se constituyan en la Zona Económica y Social Especial –Zese–, dentro de los tres años siguientes a la entrada en vigencia de la presente Ley, bajo cualquiera de las modalidades definidas en la legislación vigente o las sociedades comerciales existentes que durante ese mismo término se acojan a este régimen especial y demuestren un aumento del 15% del empleo directo generado, tomando como base el promedio de los trabajadores vinculados durante los dos últimos años, el cual se debe mantener durante el periodo de vigencia del beneficio, y cuya actividad económica principal consista en el desarrollo de actividades industriales, agropecuarias o comerciales.

“El beneficiario deberá desarrollar toda su actividad económica en la Zese y los productos que prepare o provea podrán ser vendidos y despachados en la misma o ser destinados a lugares del territorio nacional o al exterior”, expresa el decreto. Igualmente, se especifica que la tarifa del impuesto sobre la renta aplicable a los beneficiarios de la Zese será del 0% durante los primeros cinco años contados a partir de la constitución 50% la tarifa general para los siguientes cinco años.

Además, añade que durante los diez años siguientes los beneficiarios de la Zese enviarán antes del 30 de marzo del año siguiente gravable a la Dirección Seccional respectiva o la que haga sus veces de la Unidad Administrativa Especial de Impuestos y Aduanas Nacionales –Dian–, los siguientes documentos, los cuales esta entidad verificará con la declaración de impuesto sobre la renta correspondiente.

1. Declaración juramentada del beneficiario ante notario público, en la cual conste que se encuentra instalado físicamente en la jurisdicción de cualquiera de los departamentos a los que se refiere el presente artículo y que se acoge al régimen de la Zese.

2. Certificado de Existencia y Representación Legal.

3. Sociedades constituidas a la entrada en vigencia de la presente Ley, deben acreditar el incremento del 15% en el empleo directo generado, mediante certificación de revisor fiscal o contador público, según corresponda en la cual conste el promedio de empleos generados durante los dos últimos años y las planillas de pago de seguridad social respectivas.

“El Gobierno reglamentará cualquiera de los asuntos y materias objeto de la Zese para facilitar su aplicación y eventualmente su entendimiento, y podrá imponer sanciones administrativas, penales, disciplinarias, comerciales y civiles aplicables y vigentes tanto a las sociedades como a sus representantes en caso de que se compruebe que incumplen las disposiciones previstas”, detalla.

Por último, el artículo expresa que no es aplicable a las empresas dedicadas a la actividad portuaria o las actividades de exploración y explotación de minerales e hidrocarburos.

De igual manera, “no aplica a sociedades comerciales existentes que trasladen su domicilio fiscal a cualquiera de los municipios pertenecientes a los departamentos que trata este artículo”.

De acuerdo con lo manifestado a Diario del Norte por el representante a la Cámara Alfredo Deluque, desde el Congreso personalmente defendió la iniciativa en favor del departamento de La Guajira y fue posible gracias a las bancadas, a las autoridades locales de las regiones beneficiadas y al Gobierno nacional en cabeza del presidente Duque y la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez.